¿Dónde colocar los sensores de movimiento de una alarma?

Por Sin etiquetas

¿Dónde colocar los sensores de movimiento de una alarma?

 

Muchas alarmas funcionan a través de sensores de movimiento. Este tipo de dispositivos se integra habitualmente en los sistemas de servicios domóticos destinados a la seguridad o a la iluminación de una determinada parte de la casa. Elegir la ubicación correcta es determinante para garantizar su correcto funcionamiento, por eso en este artículo repasamos qué son y dónde colocar los sensores de movimiento de una alarma.

 

Dónde poner los sensores de movimiento de una alarma - Blog Prosegur.

Dónde poner los sensores de movimiento de una alarma – Blog Prosegur.

 

¿Qué son los sensores de movimiento de una alarma?

 

Como su propio nombre indica, un sensor de movimiento es un dispositivo capaz de identificar la presencia de un sujeto en el interior de una estancia a través de su movimiento. Para ello pueden emplearse diferentes sistemas:

 

  • Pasivos.
  • Activos.
  • Duales

 

Sensores de movimientos pasivos (PIR)

Los sensores de movimiento pasivos son sistemas de detección que funcionan a través de infrarrojos.

 

Se consideran pasivos porque el detector no emite ninguna señal para la identificación de una presencia.

 

Su funcionamiento está basado en las variaciones de energía. Así, un movimiento o un cambio significativo de temperatura harán que el sensor lance una alerta a la central a la que está conectado el sistema de seguridad.

 

Sensores de movimiento activos

Los sensores de movimiento activos emiten un pulso o señal que es el que permite identificar la presencia de alguien en el interior de la estancia. Si este pulso se ve interferido, activará la alarma.

 

La energía que emplea para su funcionamiento puede presentarse en forma de microondas, ultrasonidos, vibraciones o haces de luz.

 

Sensores duales

Con frecuencia, los detectores de movimiento emplean de manera conjunta los dos tipos de receptores anteriores (pasivos y activos). De este modo consiguen abarcar un espectro de seguridad mucho más amplio y reducir el riesgo de que se produzcan falsas alarmas.

 

¿Dónde es mejor poner los detectores de movimiento?

 

Para garantizar la máxima eficiencia de los sensores de la alarma debes tener en cuenta si van a estar en el interior del inmueble o a la intemperie.

 

Dónde colocar los detectores de movimiento en interiores

Al colocar los detectores de movimiento dentro de un inmueble hay que tener en cuenta que:

  • Las zonas de paso de la vivienda son puntos estratégicos para la colocación de detectores de movimiento. Puertas, pasillos, escaleras… En general, todos aquellos lugares de paso obligatorio para moverse por el inmueble deberían estar cubiertos por estos sensores.
  • Procura no colocar los sensores al lado de las ventanas o de los aparatos de aire acondicionado. El viento fuerte, el movimiento de las cortinas o la lluvia podrían dar lugar a error.
  • Asegúrate de que no existen obstáculos consistentes (muebles) que interfieran en la cobertura del sensor.
  • Recuerda que si tienes mascotas en casa deberás colocar sensores inmunes a la presencia de animales.

 

Dónde colocar los detectores de movimiento en exteriores

Si vas a poner detectores fuera del inmueble:

  • Ubica los sensores de movimiento en zonas de difícil acceso (alturas, columnas, etc.) para evitar que dañen o saboteen el sistema.
  • Ten en cuenta el alcance de los sensores y no te excedas en la altura de instalación o perderán eficacia.
  • La puerta de entrada es un punto clave en cualquier inmueble. Asegúrate de que instalas aquí un detector de movimiento. Puedes mejorar el nivel de protección si además este sensor está integrado en una cámara de video-vigilancia.
  • No pierdas de vista factores como la exposición a la luz o al calor a la que va a estar sometido el sensor porque, dependiendo del modelo, pueden interferir en su correcto funcionamiento.
  • Si instalas sensores de movimiento en zonas ajardinadas, ten en cuenta que la presencia de ratones o lagartijas puede resultar en una falsa alarma, por lo que es necesario calibrar la sensibilidad de los dispositivos.

 

Detectores de movimiento: la opción más elegida

 

Las alarmas con sensores de movimiento son las más populares en los sistemas de protección. Son dispositivos de fácil instalación que consumen muy poca energía y que a cambio ofrecen grandes prestaciones: amplia cobertura de vigilancia, una respuesta eficiente siempre que se escoja bien su ubicación y una alternativa de protección discreta y funcional.

 

 

Si este contenido te ha resultado interesante, puede que te sea útil:

Comments are closed.