6 trucos para protegerse del frío húmedo y del frío seco en invierno

Por 0 Sin etiquetas

La clave para protegerse del frío

 

Según donde vivas, el frío será más seco o más húmedo. Saber cuál es el tipo de clima de tu región te permitirá acertar con la ropa de invierno. Además, podrás poner en práctica los remedios caseros más efectivos para protegerte del frío.

 

¿En qué se diferencia el frío seco del frío húmedo?

 

La principal diferencia está en la cantidad de agua presente en el aire en forma de vapor.

 

El aire más húmedo está cargado de diminutas partículas queal contacto con el frío, se convierten en gotas de agua, niebla o rocío.

 

Cuando el frío viene seco es porque existe una concentración de agua inferior al 40%. Esta es la cantidad promedio de humedad relativa en los climas moderados.

 

¿Cuándo se siente más frío?

 

La sensación térmica a bajas temperaturas es superior con humedad que con clima seco. Los procesos de evaporación asociados a la humedad hacen que la sensación térmica se eleve unos grados en zonas de frío más húmedo, en comparación con las de frío árido.

 

¿Quiere decir esto que en las regiones de clima húmedo tendrás menos frío?

 

No siempre, ya que hay que tener en cuenta otro factor: el viento.

 

La diferencia entre el frio moderado y el extremo puede estar en la intensidad con la que sople el aire. Por ese motivo, durante una jornada ventosa, 7º C en Soria (cuyo clima es seco) serían más llevaderos que esos mismos 7º C en Málaga (cuyo clima es húmedo).

 

El efecto windchill , o sensación térmica, intensifica la percepción del frío. Esto sucede debido a que la materia en estado líquido transmite mejor la temperatura. Por tanto, a mayor humedad, más potente será la percepción del frío.

 

3 trucos para protegerse del frío seco

 

  1. Utiliza bálsamo  labial y  lágrimas artificiales si tienes tendencia a la sequedad. Al ser un ambiente con poca humedad, el viento puede irritar la piel con mayor facilidad.
  2. En casa, y especialmente a la hora de dormir, es conveniente utilizar humidificadores para evitar que se resequen la garganta y la nariz durante la noche, lo que puede derivar en afecciones respiratorias.
  3. Dúchate con la puerta del baño abierta. Es una manera genial de calentar y humidificar tu hogar en las regiones más secas.

 

3 trucos para protegerse del frío húmedo

 

  1. Un suelo frío es el peor enemigo del confort en las regiones con inviernos húmedos. La humedad tiende a condensarse en zonas de la casa especialmente frías como pasillos o lugares cercanos a las ventanas. Este es el momento de desempolvar las alfombras.
  2. Si sales a la calle, utiliza prendas de lana. Este material es un fantástico aislante frente a las bajas temperaturas. Además, absorbe una gran cantidad de humedad, permaneciendo seco al tacto.
  3. Ventilar el hogar al menos una vez al día es muy importante en todo tipo de climas, pero sobre todo cuando el frío se presenta con humedad. Abriendo las ventanas unos 15 minutos al día conseguirás evitar la formación de humedades en las paredes y la aparición de hongos que pongan en riesgo tu salud.

 

No solo la ropa para el frío es la mejor manera de obtener una protección extra durante el invierno. Cuidar de tu salud y del bienestar en el hogar también implica tener en cuenta detalles tan importantes como cuál es el tipo de frío al que te enfrentas. De este modo tendrás mucho más claro qué cambios puedes introducir en casa para disfrutar de un invierno seguro y agradable para toda la familia.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.