Poner alarma en casa de alquiler: ¿cuándo es realmente necesario?

Cada vez más personas deciden instalar una alarma en su vivienda como una forma eficaz de garantizar la seguridad de su familia. Además, la instalación de las alarmas domésticas es sencilla y generalmente no requiere obras o grandes inversiones.

Calcula el precio de tu alarma

Pero, ¿puedo poner una alarma en una casa alquilada?

¿Debo comunicárselo a mi casero?

¿Quién asume los gastos de instalación y mantenimiento?

¿Conviene poner una alarma en una casa de alquiler?

Poner una alarma en una vivienda de alquiler depende de muchas cuestiones, aunque la seguridad es el principal elemento a tener en cuenta y siempre debe ser una prioridad.

Por otra parte, muchas viviendas arrendadas tienen como inquilinos a personas jóvenes, tanto estudiantes como trabajadores, que pasan gran parte del día y los fines de semana fuera del hogar, lo que las convierte en “blanco” para los ladrones.

Garantizar la integridad de los bienes materiales y de las personas que viven en su interior es responsabilidad de quienes residen en la vivienda de alquiler, no de su propietario. Es cierto que la casa puede tener un seguro antirrobo y cubrir gastos como desperfectos, pero esto no garantiza la protección de las personas en el día a día o de los bienes particulares que el inquilino tenga en su domicilio.

Por este motivo, instalar alarmas de seguridad en el interior de casas y pisos alquilados es una opción que siempre debemos valorar.

Te puede interesar: Tipos de alarmas según lo que quieras proteger

¿Quién debe contratar la alarma?

En las casas y en los pisos alquiler la instalación de las medidas de seguridad interiores no es obligación del propietario, sino que es algo que el inquilino o arrendatario de valorar.

Si acabas de mudarte a un piso o a una casa de alquiler que ya tiene una alarma, debes hacer un cambio de titularidad porque es fácil que el contrato esté a nombre del anterior inquilino e incluso del propietario.

El cambio de titularidad es fundamental, ya que cualquier empresa de seguridad de España protege al propietario que figura en el contrato de la alarma. Normalmente este cambio es gratuito y se hace contactando directamente con la empresa de seguridad.

Si la alarma no tiene contrato de permanencia, puedes elegir otra empresa que te ofrezca mejores condiciones, momento de plantearte instalar una de las alarmas para el hogar de Movistar Prosegur Alarmas.

Como ya sabes, antes de contratar una alarma es importante valorar las características físicas de la vivienda, entre ellas superficie, número de accesos al inmueble y ubicación, existencia de terrazas o balcones, etc.

Elegir no siempre es fácil, por eso conviene asesorarse por los mejores profesionales antes de tomar una decisión.

Respecto a la comunicación al propietario, siempre debes informarle de cualquier cambio que hagas en su vivienda, aunque no exija grandes intervenciones e independientemente de que todos los gastos los asumas tú. Esto incluye también poner una alarma.

¿Y qué ocurre si me mudo?

Poner una alarma en una casa de alquiler es una buena opción incluso si tienes claro que se trata de una vivienda temporal por motivos de trabajo o si tienes previsto cambiar de residencia.

Si decides contratar una de las alarmas para el hogar de Movistar Prosegur Alarmas te garantizamos que, en caso de mudanza, podrás poner tu alarma en tu nueva casa sin incremento en tus cuotas mensuales, que dependerán exclusivamente del tipo de alarma y de los elementos que tengas contratados.

Aunque muchas de nuestras alarmas son inalámbricas y fáciles de trasladar, siempre serán nuestros técnicos quien hagan este cambio. La nueva instalación es gratuita para nuestros clientes.

Alarmas sin cuotas: ¿una opción para los pisos de alquiler?

Algunas personas creen que instalar una alarma sin cuotas es una buena alternativa para proteger un piso de alquiler. Y es que, al no tener firmado un contrato con una compañía de seguridad, en caso de marcharse de la vivienda no es necesario realizar ningún trámite ni cambio de contrato. Basta con desconectar la alarma.

Sin embargo, esto no es del todo cierto. Aunque las alarmas sin cuotas no te vinculan con ninguna empresa de seguridad, lo cierto es que tampoco pueden compararse con nuestras alarmas en cuanto a funcionalidad y efectividad.

Para empezar, las alarmas sin cuotas no están conectadas a una Central Receptora de Alarmas y, en caso de intrusión o robo, la policía no recibirá una llamada de alerta específica. Además, las alarmas sin cuotas son instaladas directamente por los usuarios, sin supervisión de expertos y sin mantenimiento periódico. Dicho de otra forma, no tendrás ninguna garantía de que el sistema funcionará cuando realmente lo necesites.

A grandes rasgos, las alarmas sin cuotas pueden funcionar como método disuasorio, pero en ningún caso son efectivas en caso de robo.

Si estás planteándote esta opción, analiza lo que valen tus propiedades y tu seguridad, y valora si merece la pena pagar una cuota mensual por ellas.

¿Por qué elegir Movistar Prosegur Alarmas para proteger tu piso de alquiler?

  • Estarás más tranquilo.
  • Protegerás a tu familia y tus propiedades.
  • Generarás un efecto disuasorio ante ladrones.
  • Disfrutarás de vacaciones más relajadas, sabiendo que tu hogar está protegido de intrusos, incendios, inundaciones o fugas.
  • Podrás controlar lo que ocurre en tu casa gracias a la App de Movistar Prosegur Alarmas.
  • Disfrutarás de cuotas reducidas en tus seguros del hogar.
  • Movistar Prosegur Alarmas garantiza sus servicios 24 horas y 7 días a la semana. Nuestra reacción ante la emergencia es inmediata.
  • Nuestras alarmas no tienen precio por alta ni por permanencia, y su instalación y mantenimiento están en tu presupuesto inicial.
  • Si te cambias de casa, podrás llevarte tu alarma.

En Movistar Prosegur Alarmas te ofrecemos alarmas para casa con precios cerrados y sin sorpresas. ¿Te interesa?

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias de PROSEGUR

Comments are closed.