¬ŅC√≥mo enfrentarse al mobbing y al acoso laboral?

¬ŅQu√© es el mobbing y c√≥mo enfrentarse a √©l?

 

El acoso laboral, también conocido como mobbing, es un delito tipificado en el artículo 173 del Código Penal.

 

Es un conjunto de conductas repetitivas que generan un clima de malestar en el trabajo. Afecta directamente a la salud física y mental del empleado que las padece generando estrés, angustia y depresión.

 

Puede alcanzar tal gravedad que el empleado prefiera dejar el trabajo antes que seguir sufriendo esta situación. Sin embargo, es posible hacerle frente.

 

¬ŅC√≥mo detectar el acoso laboral?

 

A veces se trata de conductas demasiado sutiles que pueden hacerte dudar. En ocasiones es la autoridad de un superior la que pone en entredicho si se trata o no de acoso laboral. En cualquier caso, si te identificas con algunas de estas situaciones, es posible que estés siendo víctima de acoso en el trabajo:

 

  1. Trato discriminatorio:¬†El acosador se dirige a ti de manera muy diferente a la que emplea con el resto de compa√Īeros.
  2. Difamación: Existe una tendencia a generar comentarios y rumores que hablan mal de ti.
  3. Ridiculizaci√≥n en p√ļblico: El acosador hace comentarios o gestos sutiles con malas intenciones cuando est√°s con m√°s personas.
  4. Reiteración: Aunque el acoso no tiene por qué adoptar siempre la misma forma, es continuado y constante.

 

Cómo afrontar el acoso en el trabajo

 

Las víctimas del mobbing tienden a asumir que no hay nada que puedan hacer para afrontar el problema, y sus acosadores se aprovechan de esta debilidad.

 

Pero si ya has identificado el conflicto y a quién lo está generando, es más sencillo enfrentarte a él:

 

  1. Haz un registro: Anota y recopila las situaciones, e-mails, mensajes o bulos que sirvan como prueba de que se est√° produciendo acoso.
  2. Busca aliados: Es conveniente que otros compa√Īeros act√ļen como testigos de lo sucedido.
  3. Confronta a tu agresor: Hazle saber que eres consciente de la situación, de sus implicaciones a nivel legal y que estás dispuesto a tomar las medidas necesarias.
  4. Denuncia: Si la situación está fuera de control, no tires la toalla. Informa a tu jefe o al departamento de Recursos Humanos aportando las pruebas necesarias para justificar tu denuncia.
  5. Prepárate mental y emocionalmente: Lo más probable es que la situación no se solucione de un día para otro. Sin embargo, irás viendo los progresos y eso te hará más fuerte.

 

¬ŅC√≥mo saber si un compa√Īero sufre acoso laboral?

 

Si no eres v√≠ctima directa del¬†mobbing pero crees que otro compa√Īero de trabajo lo sufre, busca estos s√≠ntomas para cerciorarte:

 

  • Aislamiento o exclusi√≥n del grupo.
  • Signos de depresi√≥n y angustia.
  • P√©rdida de peso y cansancio.
  • Falta de concentraci√≥n y descenso en el rendimiento.

 

Pautas para sanear el ambiente de trabajo y evitar el acoso laboral

 

Asegurar un buen clima laboral es imprescindible para garantizar el bienestar de los trabajadores.

 

Con este objetivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha redactado unas pautas para la creación de un entorno saludable de trabajo:

 

  1. Promover un entorno participativo: En el que los empleados puedan proponer soluciones a problemas cotidianos y sentirse al mismo nivel de implicación.
  2. Reconocer el trabajo de los empleados: Recompensar las buenas decisiones y aprovechar los puntos fuertes de cada trabajador.
  3. Reducir los factores de riesgo a la salud mental: Evitar horarios excesivamente rígidos, la falta de comunicación o los objetivos poco definidos.
  4. Mantener la motivación: Conocer las necesidades de los empleados y reconocer sus capacidades personales.

 

El mobbing genera un ambiente tóxico en el entorno de trabajo que no sólo afecta a la víctima directa. Ponerle fin no es sólo necesario, sino también  una obligación.

 

Si este contenido te ha sido √ļtil, puede que te interese:

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.