La digitalización… también tiene sus riesgos