Sellos y certificados de calidad que puede obtener un negocio

Por 0 Sin etiquetas

¿Qué son los sellos y certificados de calidad?

 

Los certificados de calidad son documentos emitidos por auditores de una empresa de certificación acreditada. Para su desarrollo se basan en un conjunto de normas que se pueden aplicar a diferentes procesos de la actividad empresarial.

 

Una vez emitidos, sirven como aval de calidad de tu negocio y son la clave de su desarrollo y consolidación en el mercado.

 

¿Cuál es la diferencia entre certificado y sello de calidad?

 

Ninguna, se suele denominar ‘sello de calidad’ al símbolo o estampa que demuestra que se posee dicho certificado.

 

¿Qué incluye y qué contenido tiene un certificado de calidad?

 

Los documentos destinados a certificar la calidad de tu empresa varían en función de:

 

  • El ámbito en el que desarrolles tu actividad.
  • La faceta de negocio que quieres resaltar.

 

En cualquier caso, un sello de calidad siempre contiene la siguiente información:

  • Una relación detallada de los productos o servicios incluidos en su ámbito de aplicación.
  • Norma de referencia empleada en el examen de calidad realizado.
  • Identificación de la entidad responsable de la emisión del documento.
  • Período durante el que tiene validez el certificado.

 

¿Cómo se obtiene un certificado o sello de calidad?

 

Los empresarios interesados en obtener un sello de calidad en su negocio deberán dirigirse a alguna entidad certificadora para la tramitación de una certificación válida.

 

Las entidades certificadoras en España se especifican en la web de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). Entre las más populares se encuentran AENOR, Delfos o Bureau Veritas.

 

Al ponerse en contacto con las mismas, estás se encargarán de asesorarle y guiarle en todo el proceso.

 

¿Cuánto tiempo se tarda en obtener un certificado de calidad?

Desde el momento en que se inicia el proceso hasta que este se da por concluido puede transcurrir hasta un año. Es el tiempo necesario para que el solicitante presente la información requerida y la entidad acreditadora pueda contrastar los datos, realizar las comprobaciones pertinentes y ofrecer un veredicto (fases de documentación, evaluación y calificación).

 

¿Cuánto dinero cuesta obtener una certificación de calidad para mi empresa?

El coste por este servicio dependerá mucho del tamaño de la empresa, su emplazamiento y la complejidad de los sistemas empleados para su análisis. En este sentido, no hay un método fiable para calcular el precio de un certificado de calidad.

 

Tipos de certificación que avalan la calidad de tu empresa

 

Las normas de certificación de calidad recogen una serie de especificaciones técnicas. Estas están organizadas en diferentes grupos en función del objeto de valoración. A través de dichas normas se puede determinar el nivel de calidad de una empresa en los ámbitos que se analizan. Las más populares son:

 

  • Normas de la serie ISO 9000: Aplicables a temas de calidad de producto o servicio y útiles para reforzar la imagen de marca frente a clientes potenciales.

 

  • Normas de la serie ISO 14000: Valoran las cuestiones relacionadas con la gestión medioambiental. Se emplean para aminorar el impacto de la empresa en el medio ambiente. Junto a las ISO 9000, resultan un requisito imprescindible para las licitaciones con las Administraciones Públicas.

 

  • Normas de la serie ISO 27000: Reconocen la seguridad en la gestión de información. En contratos con grandes empresas y proveedores internacionales, estar al corriente de esta acreditación suele ser una exigencia.

 

  • Normas OHSAS 18000: Aplicables a sistemas de gestión de seguridad y salud ocupacional. Resultan especialmente interesante en empresas que quieren destacar su esfuerzo continuo por motivar a la plantilla, mejorar sus condiciones laborales y evitar riesgos laborales.

 

¿Es obligatorio contar con certificados de calidad?

 

Las leyes que dicta la Administración son de obligatorio cumplimiento pero los certificados y sellos de calidad son voluntarios, salvo excepciones (como en el caso de las empresas instaladoras de sistemas de protección contra incendios).

 

Con todo, allí donde la normativa obligatoria se muestra más laxa, resulta muy conveniente la obtención de este tipo de acreditaciones. Es un factor diferenciador de la competencia con el que tu negocio ofrece un extra de confianza.

 

Si este contenido te ha resultado interesante, puede que te apetezca leer:

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.