¿Cómo proteger tu plaza de garaje con cepos y barreras de seguridad?

Cepos y barreras de seguridad para el garaje

 

Las plazas de garaje abiertas suelen ser motivo de disputa. Siempre hay algún vecino que aparca donde no debe o algún desconocido que ignora la normativa del parking.

 

Por eso, hoy hablaremos sobre los cepos para el parking las barreras de seguridad abatibles para mejorar la seguridad de tu plaza de garaje.

 

Si tu plaza es cerrada, infórmate sobre las puertas de garaje blindadas

 

¿Qué son los cepos y las barreras de seguridad abatibles?

 

Se trata de dispositivos que levantan un obstáculo que hace que quien no sea dueño de la plaza no pueda aparcar. Para poder hacerlo deberá abatir la barrera o quitar el cepo de parking con la llave pertinente.

 

Así, se evitan ocupaciones indebidas por parte de vecinos o extraños que a veces usan «sin querer» algo que no han pagado, o bien lo hacen con la excusa de que «será solo un momento».

 

Aunque su utilidad va más allá. También sirven para marcar el límite de la plaza de aparcamiento o para que los conductores reduzcan la velocidad en espacios cerrados como los parkings.

 

¿Se puede poner una barrera o cepo en nuestra plaza?

 

No hay una ley específica sobre instalar una barrera de seguridad abatible para el garaje. Asimismo, la Ley de Propiedad Horizontal y las disposiciones sobre comunidades de propietarios tampoco especifica nada en contra.

 

Infórmate sobre la seguridad para comunidades de propietarios

 

La mejor opción es consultarlo con los vecinos y dueños del recinto en cuestión.

 

Qué tipos de cepos y barreras de seguridad hay para proteger la plaza de garaje

 

A la hora de elegir un dispositivo para proteger la plaza de garaje, a grandes rasgos, hay tres tipos de aparatos que limitan el acceso:

 

  • Los cepos.
  • Las barreras.
  • Los obstáculos estilo bolardo.

 

Cepos y barreras de seguridad para el garaje

Cepos y barreras de seguridad para el garaje – Blog Prosegur.

 

El cepo para el garaje, la opción más sencilla y económica

Se trata de un obstáculo de metal, normalmente con tres puntos de apoyo, que protege mediante llave o candado para que nadie pueda quitarlo. Los hay abatibles fijos, portátiles, automáticos, etc.

 

Se debe instalar lo más centrado posible en la entrada de la plaza. De esa manera dificultamos al máximo el acceso, pero no impedimos las maniobras de nuestros vecinos de plaza.

 

Las barreras para parking, la opción más adaptable

Las barreras constituyen un paso más para proteger la plaza de garaje y pueden ser de múltiples formas, materiales y mecanismos.

 

Por ejemplo, la barrera de seguridad abatible para el garaje permite maniobrar por encima de ella una vez la tumbamos. También están las barreras disuasorias, con un soporte que incluye una señal de prohibición.

 

Por último, existen barreras muy básicas que se pueden desarmar o tumbar con una simple llave de seguridad. También se pueden instalar fijas en el límite de nuestra plaza para que no se invada por los lados.

 

El bolardo, la versión más robusta

Normalmente, se trata de un obstáculo muy resistente que se eleva en vertical, como una columna. Son similares a los mecanismos que impiden el acceso a los centros urbanos peatonalizados. Son de mayor calidad, y por ende, los más costosos.

 

Instala las barreras que se adapten a ti

 

Para elegir bien, debes analizar tus necesidades. En muchas ocasiones, un simple cepo de parking servirá para nuestros propósitos, mientras que en otros, querremos una barrera más protectora y sofisticada.

 

No obstante, la mejor protección siempre debe estar en tu vehículo. Protégelo con una alarma móvil y garantiza tu seguridad.

 

 

Si este contenido te ha resultado interesante, puede que te sea útil:

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.