Ventajas de una cámara vigilancia IP en tu negocio

Las cámaras de vigilancia IP son dispositivos de captación y grabación de imágenes que funcionan  en red gracias a un software integrado. De forma genérica, las cámaras IP funcionan igual que un ordenador: tienen su propia dirección IP y se conectan a una red a través de WiFi.

Calcula el precio de tu alarma

¿Para qué sirve una cámara de vigilancia IP?

Si estás pensando en instalar cámaras de vigilancia en tu negocio, debes buscar los modelos que se adapten mejor a tus necesidades. Las cámaras de vigilancia IP son totalmente seguras y versátiles porque, gracias a ellas, podrás ver en tiempo real qué ocurre en su ubicación. Es decir, podrás controlar tu negocio de manera estés donde estés, desde cualquier lugar. Además, estos equipos son totalmente autónomos, pues están provistos de potentes procesadores para transformar y emitir imágenes.

Como dispositivos de vídeo que se conectan a través de Internet, las cámaras IP o cámaras de red son la mejor alternativa a las cámaras CCTV tradicionales, tanto por su utilidad como por su precio y facilidad de instalación. Además de emitir vídeo en tiempo real, por tratarse de un software conectado a la red también pueden comprimir vídeos y enviarlos. E incluso existe la posibilidad de enviar correos electrónicos con imágenes a través de ellas.

¿Dónde podemos encontrar cámaras IP?

Actualmente, podemos encontrar estas cámaras IP en:

  • Comercios y tiendas. Este sistema de cámaras es -especialmente-, útil para la seguridad de empleados encargados de cajas registradoras, personas constantemente expuestas a robos y atracos.
  • Bancos y cajas de ahorros. Las cámaras IP ayudan a proteger áreas de seguridad delicadas y permiten verificar la seguridad de las transacciones realizadas en espacios como cajeros automáticos.
  • Carreteras, autovías, autopistas, aeropuertos y estaciones de metro, ferrocarril o autobuses. En estos casos, las cámaras IP facilitan el seguimiento del tráfico y del transporte de personas, ofreciendo la monitorización del mismo en tiempo real.
  • Oficinas, fábricas y almacenes. Este tipo de cámaras de videovigilancia pueden integrarse en otros sistemas de seguridad. En caso de entrada no autorizada, las cámaras IP pueden iniciar la grabación al detectar el movimiento, grabar al intruso y enviar las imágenes en directo, vía e-mail e incluso por SMS.
  • Colegios y guarderías. La instalación de cámaras de videovigilancia IP en centros educativos ayuda a monitorizar la actividad en colegios y áreas de recreo infantil, garantizando la seguridad de todos los niños y de la institución educativa.

Ventajas de las cámaras IP frente a otros sistemas de videovigilancia

El alto grado de conectividad de las cámaras de vigilancia IP facilita el control remoto de las cámaras hacia uno u otro lado, así como la posibilidad de actualizar automáticamente el sistema o de acceder a sistemas de grabación automáticos. Toda la información registrada por estas cámaras se guarda en espacios de almacenamiento local o en la nube, siendo accesible para los usuarios autorizados.

Las cámaras de vigilancia IP se consideran una buena alternativa a los circuitos cerrados de televisión (CCTV) porque son más baratas. Otro aspecto positivo de estos sistemas es su accesibilidad y facilidad de uso. Además, las cámaras IP son fáciles de instalar y apenas requieren mantenimiento.

Otras ventajas de las cámaras IP son:

Acceso remoto

La observación y la grabación con un sistema CCTV tradicional debe realizarse in situ, mientras que con una cámara de vigilancia IP los usuarios pueden iniciar sesión y ver el las imágenes grabadas en cualquier momento y desde cualquier lugar.

Flexibilidad de ampliación

Los sistemas de seguridad con cámaras IP conectadas son, prácticamente infinitos, y pueden ampliarse con tantas cámaras como deseemos. El único requisito es que el ancho de banda o la transmisión de datos sea suficiente para ello. Además, este sistema permite su ampliación sin necesidad de invertir en nuevos accesos o monitorizaciones.

Imágenes digitales y de calidad

Aunque los CCTV ofrecen imágenes en muy alta calidad, las cámaras de vigilancia IP también garantizan alta resolución e imágenes limpias para visualizar y revisar. De hecho, muchas cámaras IP incorporan tecnología HD (alta definición) que permite identificar caras, objetos, personas y detalles como matrículas. Además, todas las cámaras IP realizan grabaciones digitales (aunque cada vez es menos habitual, muchos CCTV todavía siguen trabajando en analógico y luego es necesario convertir las imágenes a formato digital).

Administración sencilla

La facilidad de uso de las cámaras IP es una de sus principales ventajas. La administración de vídeos y documentos es asequible para la mayoría de los usuarios porque es similar a un ordenador convencional a la hora de guardar y clasificar vídeos por fechas, cámaras conectadas entre sí, etc.

Al tratarse de un sistema inteligente, cada cámara de vigilancia IP incorpora comandos pre-programados que pueden personalizarse, entre ellos la detección de sonidos y movimientos o la manipulación de alarmas.

Integración e implementación

Las cámaras de videovigilancia IP son sistemas digitales conectados a una red de Internet o WiFi común y que puede integrarse fácilmente en otros sistemas de la misma red. Por ejemplo, es posible integrar el sistema de seguridad de una casa con el de un negocio si van a ser gestionados por la misma persona. De hecho, nuestra cámara móvil también cuenta con tecnología IP.

Sin cables externos

Por último, las cámaras IP operan con banda ancha, conexión WiFi o internet de móviles, por lo que no necesitan cables para trabajar, algo que sí ocurre con los circuitos cerrados o CCTV. Además, muchas cámaras IP operan directamente sobre una red sin una fuente de alimentación, de ahí que a veces se denominen PoE (alimentación a través de Ethernet).

Las cámaras IP son una solución efectiva que nos aporta tranquilidad y seguridad en el hogar con una buena relación calidad-precio. Su instalación y mantenimiento es sencillo y económico, y pueden integrarse con otros sistemas de videovigilancia de manera sencilla y económica.

El único contra de este sistema respecto a otro, es su dependencia de Internet: si la red cae, podemos encontrarlos con problemas de interferencias y cobertura.

¿Buscas una empresa experta en seguridad y alarmas para tu negocio y/o hogar? Contacta con nosotros.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias de PROSEGUR

Comments are closed.