Todo lo que debes saber sobre una alarma anti inhibición para negocios

Qué es y cómo funciona una alarma anti inhibición para negocios

 

Los ladrones buscarán siempre el modo de sortear cualquier medida de seguridad que emplees para la protección de tu negocio. Sin embargo, puedes ponérselo cada vez más difícil. La seguridad anti inhibición abre una nueva perspectiva en el mercado de los sistemas de protección.

 

¿En qué consiste la seguridad anti inhibición y los inhibidores de frecuencia?

 

Los sistemas de alarma tradicionales siguen siendo una muy buena opción para la protección de tu negocio. Pero con el avance de la tecnología surgen nuevas soluciones que dotan a este sistema de mayor eficacia.

 

La aparición de las alarmas inalámbricas (las que se conectan con la central a través de WiFi, radio o GSM), supusieron toda una revolución en el ámbito de la seguridad.

 

Su irrupción en el mercado obligó a los cacos a emplear otros métodos de asalto que les permitieran sortearlas y no tardaron en aparecer dispositivos de inhibición de frecuencia.

 

Estos aparatos de uso restringido son, como su propio nombre indica, capaces de anular la señal de alerta que la alarma envía a la Central Receptora de Alarmas cuando detecta alguna anomalía. Así se genera el momento propicio para entrar a robar en un inmueble.

 

Afortunadamente, existen sistemas de protección frente a los inhibidores de frecuencia que bloquean su uso e impiden el sabotaje del sistema de seguridad.

 

¿Cómo inhiben los ladrones una señal de alarma?

 

Los métodos de sabotaje que emplean los ladrones al enfrentarse a un sistema de seguridad inalámbrico son dos:

 

  1. Inhabilitar la frecuencia que emplea la alarma para conectar con la Central Receptora de Alarmas.
  2. Hacer saltar la alarma de manera ininterrumpida para simular que se trata de un error, no de una amenaza real.

 

Un inhibidor es capaz de interferir en la frecuencia de las alarmas que se encuentran hasta a 500 metros de la zona de emisión de la señal, por lo que pueden cubrir áreas de actuación muy amplias.

 

Por este motivo, no sólo resulta necesaria la instalación de una alarma anti inhibición en un negocio, sino que también hay tomar medidas adicionales. Así pues, es importante evitar las frecuencias entre los 400mHZ a 433mHZ en nuestras alarmas. Son las más populares y, en consecuencia, las más vulnerables frente al sabotaje.

 

¿Cómo se protege a un negocio de la inhibición?

 

Las mejores alarmas con tecnología anti inhibición incorporan sistemas de encriptación de las señales que permiten:

 

  • Hacer más complicado su hackeo.
  • Detectar si alguien está intentando manipular dicha frecuencia.
  • Avisar a la Central Receptora de Alarmaspara adoptar las medidas pertinentes.

 

Muchas de las alarmas inalámbricas que existen en el mercado se conectan con la central mediante una señal GSM, una frecuencia o un canal propio, lo que dificulta el acceso de intrusos al sistema.

 

Sin embargo, aunque por el momento no son tantas las bandas organizadas que emplean este tipo de sistemas, con los conocimientos y las herramientas adecuadas siempre existe la posibilidad de hackear esas señales.

 

Los sistemas de seguridad anti inhibición garantizan el correcto funcionamiento de tus alarmas en los momentos más delicados.

 

¿Cómo instalar una alarma anti inhibición en mi negocio?

 

Puedes adaptar tu negocio solicitando un estudio de seguridad a tu empresa de seguridad de confianza. Ellos te asesorarán para realizar la instalación que más se ajusta a tus necesidades.

 

 

Aunque los ladrones empleen toda la tecnología a su alcance para hacerse con el botín, gracias a un sistema anti inhibición estarás siempre un paso por delante.

 

Si este contenido de parece interesante, puede que te sea útil saber:

Comments are closed.