Alarmas para piscinas y exteriores: todo lo que debes saber sobre ellas

Las zonas exteriores de la vivienda están más expuestas a la acción de los ladrones. Por eso, desde Movistar Prosegur Alarmas queremos darte algunos consejos para proteger de manera estratégica las áreas verdes, jardines y piscinas de chalets, casas unifamiliares y urbanizaciones.

Calcula el precio de tu alarma

El objetivo de estas alarmas para exteriores es protegerte y detectar a los intrusos, mejorando así la seguridad de tus pertenencias y de tu familia.

¿Cómo puedo proteger los exteriores de mi casa?

Proteger los espacios exteriores de tu casa es muy importante para que tanto tú como tu familia estéis tranquilos. Las zonas del jardín y de la piscina se dedican habitualmente al ocio y al disfrute, y son muy codiciadas.

Al fin y al cabo, ¿quién no desea una casa con piscina?. Sin embargo, en el ámbito de seguridad, estas áreas también son espacios vulnerables en comparación con otras zona de la casa.

Los elementos de seguridad para proteger las zonas exteriores facilitan la detección anticipada de robos, allanamiento y ocupación. Instalar este tipo de sistemas es especialmente importante en las casas de campo, situadas en zonas aisladas y rodeadas de terrenos de labranza o áreas verdes, aunque también son una buena opción para chalets, casas y urbanizaciones con jardín y piscina. Este tipo de viviendas, aunque más o menos cercanas a los núcleos urbanos de las ciudades, siempre son más propensas a los robos.

Las opciones para aumentar la seguridad de los exteriores de tu vivienda y minimizar el riesgo de robo son muchas. Algunas de ellas son muy básicas. Por ejemplo, conviene mantener los arbustos y las zonas de vegetación arregladas para detectar antes la presencia de extraños.

También es importante que las puertas y vallas estén en buenas condiciones, contar con elementos de seguridad para puertas de garaje o mantener una buena iluminación en la casa/edificio y en sus inmediaciones, algo que siempre tendrá un efecto disuasorio.

Pero esto no siempre es suficiente. Y es aquí donde entran en juego los diferentes sistemas de seguridad para proteger las zonas exteriores de tu vivienda.

Barreras y sensores perimétricos: tipología y usos

El sistema más habitual para proteger un jardín es la instalación de sensores o barreras perimétricas. Estos sistemas han sido diseñados para proteger zonas comunes, jardines, piscinas, vallas o verjas, y están conectados a una alarma. Su objetivo es garantizar que nadie ajeno acceda al recinto sin tu permiso.

Los sensores perimetrales identifican y detectan cualquier movimiento en la zona de control. Están conectados a un circuito de videovigilancia y a una Central de Recepción de Alarmas o CRA. En caso de alerta, la CRA comprueba el intento de allanamiento o intrusión y, si es necesario, avisa a la policía. 

Los sensores perimétricos pueden funcionar por infrarrojos-PIR (conectados a la alarma del interior de la vivienda), por movimiento/presencia (conectados a una cámara exterior y a un sistema de videovigilancia) o por vibración.

Los primeros detectan todo tipo de intrusiones en cualquier condición de luz, pues están equipados con sensores infrarrojos; los segundos son los más eficaces, ya que suelen estar equipados con cámaras de alta calidad que permiten a la CRA identificar el tipo de intrusión; los sensores de vibración, por su parte, están pensados para ser instalados en ventanas y puertas, y se activan ante cualquier intento de forzar el acceso al área protegida.

Tipos de sensores perimetrales en función de su superficie de vigilancia.

  • Perímetro completo. Los sistemas de detección para todo el perímetro de la parcela son idóneos para casas de campo o con zonas verdes amplias. Dentro de este tipo de alarmas de exteriores encontramos barreras de infrarrojos, barreras de microondas, sistemas con detección de vallado, sensores enterrados y videosensores.
  • Área media. Los sensores perimetrales de área media pueden ser detectores volumétricos de exterior (que cubren la parcela media existente entre el perímetro y el límite de la casa) y detectores de superficie pavimentada. Estos últimos son perfectos para detectar la presencia humana en superficies pavimentadas con base de cemento, incluyendo accesos a garajes, piscinas o terrazas.
  • Límite de la vivienda. Este tipo sistemas se basan en la detección de movimientos dentro del límite de la vivienda, y su principal objetivo es prevenir intrusiones a través de puertas, ventanas o zonas de fácil escalada.

Alarmas para piscinas: tipos y funcionamiento

En viviendas con piscina existe la opción de instalar alarmas de inmersión o alarmas flotantes. Esta definición hace referencia a dónde se coloca la alarma,  bien en el borde o bien en el interior de la piscina.

Cuando detectan una inmersión, la alarma para piscina activa una sirena que está situada, normalmente, en el interior de la casa. Estas alarmas también tienen un mando para activar o desactivar el dispositivo de manera sencilla.

Las alarmas para piscinas no solo nos protegen de los intrusos. Al estar sumergidas total o parcialmente en el agua, pueden avisarnos cuando un niño cae a la piscina de forma accidental. Algunos modelos incluso permiten controlar el perímetro de la zona de la piscina. Con todos estos componentes, y aunque las alarmas para piscinas no son infalibles en cuanto a la prevención de robos (pueden activarse si caen juguetes y otros elementos en la piscina), se consideran una buena señal de alerta y de prevención.

Elegir un dispositivo de seguridad para tu piscina depende de muchas cuestiones. La más importante es el tipo de piscina, pues no será igual la alarma en una piscina elevada que en una enterrada. También es importante valorar el perímetro de la misma y su distancia con la vivienda, ya que el alcance de este tipo de alarmas suele ser limitado.

En algunos casos, conviene combinar una alarma de inmersión y una flotante, pues las primeras  pueden dar problemas si no se mantiene el nivel de agua o si la piscina tiene un acceso en forma de playa de obra.

La mejor vigilancia siempre es aquella que permite responder a intrusiones de forma rápida y eficaz. Conseguir que los exteriores de nuestra vivienda como la piscina o el jardín sean más seguros es fácil si apostamos por sistemas específicos como las barreras perimetrales de Movistar Prosegur Alarmas.

Consulta nuestros servicios y te asesoraremos sin compromiso.

Suscríbete a nuestro blog

Suscríbete y sigue nuestras novedades de productos y noticias de PROSEGUR

Comments are closed.