Vuelta al cole: cómo saber que mis hijos estarán seguros

Por 0 Sin etiquetas

La vuelta al cole puede ser díficil

 

Las vacaciones van tocando a su fin y es el momento de afrontar un nuevo curso escolar. En ocasiones, la vuelta al colegio puede generar inseguridad en niños de primaria. ¿Conoces los motivos?

 

Las amenazas más comunes se suelen camuflar bajo una aparente ‘normalidad’ que en ningún momento debería ser tolerada. Las frases excluyentes, los insultos, la intimidación y las palabras crueles muchas veces pasan inadvertidas. No obstante, pueden llegar a suponer un riesgo en la seguridad para los niños. Por ello es recomendable conocer cómo suelen manifestarse estos indicios de bullying.

 

Riesgos más habituales dentro y fuera del entorno escolar

 

El acoso infantil en los centros educativos se puede presentar de muchas maneras. Acoso verbal, físico, social y de modo cada vez más común, a través del ciberacoso en las redes sociales. El uso inadecuado de las nuevas tecnologías se ha consolidado como una de las amenazas más habituales en la seguridad para niños tanto dentro como fuera del colegio.

 

 

¿Qué medidas pueden adoptar los padres ante este nuevo escenario de riesgo?

 

Conviene limitar la exposición de los niños al uso de redes sociales e Internet a través del móvil o el ordenador. No obstante, no debe ser una prohibición. El menor debe aprender que existen algunos peligros y que por eso es importante mantenerse alerta.

 

En ningún caso se emplearán métodos de control en sentido estricto ya que podrían provocar conflictos con los hijos. Hay que conocer cuál es su actividad en las redes y comentarla con normalidad. Es decir, debe tratarse como un elemento más de su proceso de socialización, para establecer esas fronteras necesarias entre lo público y lo privado.

 

 

Vuelta al cole cómo saber que tus hijos estarán seguros - blog prosegur

Descubre cómo asegurarte de que tus hijos estarán seguros en la vuelta al cole – blog prosegur

 

Normas del colegio para prevenir amenazas comunes

 

Todos los centros escolares cuentan con un reglamento de régimen interno. Su objetivo es garantizar el desarrollo de una actividad segura. Es diferente para cada centro según sus necesidades. Por eso es conveniente que niños y padres estén al corriente de estas normas básicas de convivencia.

 

¿Qué hacer ante accidentes o conflictos escolares?

 

En una situación de riesgo es importante mantener la calma y tratar de llegar al fondo de la cuestión. Debe hacerse de manera sutil y dialogante para no incrementar el nivel de estrés de los menores.

 

Los progenitores son los que deben actuar en primer lugar en este tipo de situaciones.  Por eso es importante saber algunos consejos para padres y madres:

  • Romper el silencio: hablar con el afectado y generar un clima de confianza en el que se sienta cómodo.
  • No poner en duda la versión de los hechos que ofrece la víctima una vez que se sincera.
  • Informar a los profesores de la situación que se está produciendo.
  • Exigir al centro escolar mayor atención y vigilancia ante cualquier indicio de abuso. No obstante, no se debe exigir un trato preferente. Esto podría resultar perjudicial para el niño y su forma de socializarse.
  • Acudir a un psicólogo infantil. Hay que perderle el miedo a llevar al niño al psicólogo. En buenas manos puede ser una práctica muy beneficiosa incluso para los padres.

 

Supervisa las actividades de tus hijos respetando su espacio

 

El colegio es el lugar en el que los niños aprenden a hacerse adultos. Por eso hay que mantener distancia con las decisiones que toman.

 

Los niños necesitan espacio para crecer, madurar y aprender de sus errores. En este sentido, hay que interesarse por su entorno, con quiénes congenian o si se producen cambios repentinos en sus estados de ánimo. Sin embargo, no hay que inmiscuirse en sus decisiones personales a menos que exista verdadero riesgo.

 

El concepto de vida segura abarca muchos aspectos de nuestras rutinas. Prevenir y resolver las amenazas que se generan dentro y fuera del entorno escolar exige no banalizar lo cotidiano y atajar estos comportamientos con rapidez y rotundidad.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *