¿Pueden usar mi tarjeta de crédito sin mi documento de identidad o firma?

Las cuestiones acerca de la seguridad en el uso de tarjetas bancarias siguen suscitando un enorme interés entre los consumidores y usuarios. Tal vez algunas de las cuestiones más debatidas sean aquellas relacionadas con la forma de identificarse como titular de la tarjeta y los mecanismos para su uso fraudulento. Pero la pregunta es: ¿pueden usar mi tarjeta de crédito sin mi documento de identidad o firma? La respuesta es “sí”, aunque con ciertos condicionantes.

El Banco de España obliga a que el propietario de una tarjeta bancaria firme en su reverso en cuanto la reciba. Algunos son también partidarios de que, además de la firma, en el espacio habilitado para ella se añada la fórmula “PEDIR DNI”, para que soliciten el Documento Nacional de Identidad cada vez que vayan a cobrarnos alguna cantidad con esa tarjeta.

Lo cierto es que esa medida no ha demostrado ser más eficaz a la hora de aportar seguridad contra el uso indebido y el fraude con tarjetas de crédito ajenas. Además, la llegada del chip y el pin, parecía condenar al olvido un método de identificación arcaico para muchos y que no suele emplearse en casi ningún país del mundo, en los que se usa la tarjeta de crédito sin que nadie solicite el DNI para identificar al usuario.

Parecía estar claro que si ya tenías un PIN, que debe ser secreto y que solo debía conocer el propietario de la tarjeta, lo demás era superfluo. Por supuesto que en este caso es imprescindible que también tomes algunas precauciones para que no se haga un uso indebido de tu tarjeta de crédito, entre ellas se aconseja memorizar el número secreto y, en caso de apuntarlo en algún lugar, que no lo llevemos junto a la tarjeta de crédito o estaremos facilitando el trabajo a los delincuentes.

El tema ha vuelto a ser de candente actualidad con la llegada del método de pago Contactless, que permite abonar compras y servicios con solo acercar la tarjeta al dispositivo de pago, sin necesidad de introducir PIN o acreditar identificación alguna. Esto ocurre siempre que la compra sea inferior a 20€, ya que en cantidades superiores sí tendremos que introducir el número secreto.

El problema con el sistema Contactless es que, efectivamente, cualquiera que sustraiga nuestra tarjeta de crédito podrá realizar pequeñas compras, sin necesidad de identificarse y hasta el momento en que te percates de que ya no tienes tu tarjeta y la anules.

Imagen Creative Commons: frankieleon

1 Comentario
  • porn com
    Febrero 16, 2017

    Тhese are гeally fantastic ideas in concerning blogging.
    Yoᥙ have toucҺed some good things here. Any աay кeep up wrіnting.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *