Consejos de seguridad a la hora de viajar en metro


El transporte público es una de las formas más eficaces, rápidas y económicas de desplazarnos por las grandes ciudades. Eso sí, a la hora de viajar en metro, nunca debes olvidar una serie de consejos de seguridad que compartimos contigo desde Tu blog de seguridad.

  • Es aconsejable que planifiques tu viaje antes de comenzar y para ello podrás ayudarte de los planos informativos de la red de metro. Puedes elegir entre los que existen en las propias estaciones o los planos de bolsillo, que encontrarás en los accesos principales. Asimismo, existen multitud de aplicaciones móviles como las oficiales de Metro Madrid, o Metro Barcelona, que te ayudarán a conocer de antemano todos los detalles de tu ruta, su duración, si has de realizar trasbordo o cuántas paradas debes recorrer antes de llegar a tu destino.
  • A la hora de utilizar las escaleras mecánicas que conducen a los andenes, debes tener en cuenta que los cochecitos infantiles han de llevarse plegados; salvo que viajes con niños pequeños, debes situarte a la derecha de las escaleras para que los viajeros con prisa puedan pasar por la izquierda; y no debes correr en ningún área del metro para evitar caídas.
  • Mientras esperas la llegada del tren, por seguridad sitúate siempre detrás de la línea amarilla.
  • Debes esperar a que salgan del vagón las personas que hayan finalizado su trayecto antes de acceder a él. Además, es importante que prestes especial atención al hueco que hay entre el andén y el vagón. Evita pararte ante las puertas del tren para facilitar el acceso o salida al resto de viajeros y no entres o salgas del vagón una vez que oigas la señal acústica.
  • Una vez dentro, si viajas sentado, respeta los asientos para mujeres embarazadas, personas mayores o con movilidad reducida. En caso de ir de pie, localizarás con facilidad las barras horizontales y verticales para poder agarrarte.
  • En caso de aglomeración, es muy importante que prestes especial atención a tus pertenencias para evitar posibles robos.
  • Cuando llegues a tu destino, abre la puerta del vagón pulsando el botón que encontrarás en ella y, de nuevo, ten cuidado con el espacio entre el vagón y el andén.

Además de todos estos consejos, para resolver cualquier duda que te pueda surgir, en cada estación o vestíbulo de metro existen intercomunicadores donde el personal habilitado podrá resolver cualquier duda que tengas.

 

Imagen Creative Commons: Robyn Lee

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *