Consejos para transportar grandes equipajes en el coche


Para la mayoría de conductores el momento de cargar el maletero puede resultar molesto. Sin embargo, esta tarea puede hacerse de forma sencilla si seguimos algunos consejos, sobre todo si vamos a transportar grandes equipajes en el coche. La clave está en una correcta distribución y una buena sujeción.

Es muy importante seguir la normativa al respecto y conocer cuál es la carga máxima permitida para nuestro vehículo, algo que encontraremos en el permiso de circulación o en la ficha técnica. La carga máxima permitida para cada vehículo incluye el peso del propio vehículo vacío más el de los elementos transportados, por lo que si vamos a llevar, por ejemplo, un gran electrodoméstico, resultará conveniente revisar su peso.

También hay que tener que en cuenta, que en los turismos está prohibido que sobresalga nada por los laterales o por delante del vehículo. Por la parte trasera podrá asomar entre el 10% y 15% del largo del vehículo, según sea carga divisible o indivisible. Si se superan estas cifras, se debe señalizar de día, mediante un “panel de carga” con franjas diagonales rojas y blancas, y de noche, además, con una luz de color rojo en el extremo.

Una vez nos encontremos en carretera, nunca debemos olvidar que el peso afecta al modo de conducción, a la respuesta del vehículo, a la velocidad de reacción… Llevar grandes equipajes modifica el centro de gravedad del coche y su respuesta aerodinámica. Por tanto, es fundamental un reparto equitativo de la carga, para que el transporte resulte seguro.

El reparto debe comenzar en el maletero, distribuyendo la carga entre los ejes y colocando los objetos más pesados y voluminosos primero, pegados al fondo y contra el asiento trasero.

Si no nos cabe todo el equipaje, podemos usar bacas, cofres de techo e incluso el habitáculo trasero, siempre que vaya sin viajeros, la carga esté bien repartida y convenientemente sujeta, con material homologado. En ningún caso debe impedir la visibilidad o molestar a los ocupantes del vehículo.

Por último, recordaros que ante cualquier duda o consulta, lo más aconsejable es consultarlo directamente con la Dirección General de Tráfico.

 

Imagen Creative Commons:  Moto “Club4AG” Miwa

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *