Seguridad Online en tu negocio: todo lo que debes saber

Por 0 Sin etiquetas

La seguridad online es un valor en alza

 

La seguridad online se ha convertido en una necesidad. Esto se debe a que la delincuencia cibernética es una de las actividades ilícitas más lucrativas. Hoy en día, quedan pocas empresas en las que la documentación que utilizan no esté informatizada. Por ello, no es de extrañar que los criminales hayan encontrado en este ámbito un escenario perfecto para cometer sus delitos de un modo sencillo y, en muchas ocasiones, de manera impune. No obstante, no estamos completamente expuestos. A la par que han aumentado los delitos informáticos también lo ha hecho la ciber-seguridad.

 

Tipos de delitos informáticos más comunes en empresas

 

Según los datos recogidos en la Evaluación de las Amenazas del Crimen Organizado en Internet (IOACTA 2016) realizada por la Europol, los delitos cibernéticos superan ya a los que se cometen de manera ‘tradicional’. De las ocho tendencias de crimen informático que están en auge y que recoge este estudio, cuatro están relacionadas con la gestión empresarial:

 

Fraude de pago

Son ataques que se producen tanto en cajeros automáticos como en transacciones a través de webs. Se da sobre todo en los pagos de tarjeta sin contacto y, por lo tanto, no asegurados de ninguna manera.

 

Ransomware

Son el malware más popular en operaciones bancarias y uno de los más perseguidos por las empresas de ciberseguridad. Es un software malicioso que secuestra valiosa información a cambio de una compensación económica. Un ejemplo es el reciente caso WannaCry, que afectó a empresas de al menos 150 países.

 

Uso criminal de información

En este caso, los hackers acceden a bases de datos para recabar toda la documentación que pueda resultar útil a la hora de extorsionar a las empresas afectadas.

 

Fraude de ingeniería social

Consiste en utilizar la suplantación de identidad para obtener beneficios durante operaciones que no son lo que parecen ser. Engaños y estafas con apariencia real que facilitan la obtención de datos confidenciales (números de cuenta, tarjetas de crédito, contraseñas…). Sus formas de manifestación más comunes son el phising, el CEO fraud, el pretexting y las estafas por correo electrónico en forma de spam.

 

¿Qué medidas de seguridad puedes adoptar para proteger tu negocio?

 

Los riesgos a los que te expones cada vez que te conectas a Internet no tienen porqué convertirse en un problema grave si implementas el sistema de seguridad online adecuado en tu negocio.

El punto de partida debe ser siempre la instalación de un buen antivirus que te garantice la navegación por páginas seguras y el bloqueo de posibles amenazas que dejen tu negocio expuesto a eventuales ciber-ataques. Partiendo de esta base, puedes empezar a incluir otras medidas de protección adicionales:

 

  • No utilizar nunca redes WiFi abiertas, y mucho menos para conexiones que requieran la introducción de datos personales y contraseñas.
  • Tener una rutina para la realización de copias de seguridad y llevarlas siempre al día.
  • Mantener tus equipos actualizados e invertir en tecnología (software de protección de datos y verificación de emails).
  • Formar a tus empleados en el uso de sistemas de seguridad online.

 

Efectos de los ciber-ataques en las empresas

 

Un ataque cibernético en tu empresa o negocio siempre se traduce en pérdidas económicas. Aunque inicialmente la amenaza no esté asociada a una cuestión monetaria, cualquier acción que ralentice el funcionamiento normal de tu trabajo implica una pérdida de recursos, de tiempo y, por lo tanto, de beneficios.

 

Los ataques informáticos afectan tanto a pymes como a grandes empresas. Sin embargo, quizás las pequeñas y medianas empresa se ven más resentidas debido a la menor cantidad de recursos de los que disponen. Si tu empresa es de los negocios que sufren más hurtos, quizás te interese invertir más en seguridad.

 

Actualmente, pensar en el concepto de vida segura exige no perder de vista este tipo de delitos que utilizan Internet como escenario. Por suerte, a pesar de que los métodos de ataque se renuevan de manera vertiginosa, los usuarios de internet están cada vez más concienciados de la necesidad de protección de sus equipos ante la cibercriminalidad y más familiarizados con este tipo de fraudes.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *