La seguridad en los aviones: cosas que, quizás, no sabías

El avión es el transporte más seguro

 

La seguridad en los aviones es algo que preocupa a muchas personas. Sin embargo el transporte aéreo es uno de los más cómodos y rápidos para cubrir largas distancias. Aunque muchas personas siguen viéndolo con gran temor, lo cierto es que no hay razón objetiva para preocuparse. De hecho, es el que menos siniestros registra en comparación con el resto de transportes. Seguidamente, te mostramos algunas curiosidades sobre las  medidas de seguridad en los viajes en avión que posiblemente desconocías.

 

Ventanillas de los aviones

 

La seguridad al viajar se construye muchas veces a base de rutinas. Una de las más habituales es subir las ventanillas durante el despegue y aterrizaje mientras el resto de luces se apagan. ¿Acaso es imprescindible despegar con la tripulación a oscuras? No, exactamente. Se trata de un sistema de prevención que ayuda al ojo humano a acostumbrarse a la luz exterior. De este modo se reacciona con mayor rapidez si hubiera un accidente. En realidad, habituarse y conocer el entorno es una de las pautas básicas para una vida segura.

 

Las horas más seguras para viajar

 

Existen unas franjas horarias en las que los vuelos acostumbran a ser más tranquilos. Las turbulencias son, por lo general, más habituales durante la tarde y la noche. De ahí que los vuelos por la mañana puedan ser más agradables para los viajeros que se alteran con facilidad. En cualquier caso, recuerda que los aparatos están diseñados para resistir turbulencias de grado 2, una intensidad que supera con creces la de la mayoría de fenómenos de este tipo.

 

La altitud aumenta la seguridad

 

Es común pensar que a mayor altitud, mayores riesgos para un viaje seguro. Nada más lejos de la realidad. La altitud contribuye a reducir el esfuerzo que debe hacer la aeronave para mantener su rumbo.

 

A mayor proximidad respecto al suelo, mayor es la densidad de la atmósfera y, por tanto, el avión precisa de más potencia. Consecuentemente, la seguridad al viajar es siempre mayor durante el tramo intermedio del vuelo.

 

Tiempo Útil de Conciencia

 

El Tiempo Útil de Conciencia (TUC) marca el periodo máximo que una persona puede ejecutar acciones sin disponer de oxígeno. Por eso, aunque parezca egoísta, ponerse uno mismo la máscara de oxígeno antes que ayudar a otros pasajeros es lo más seguro para todos. En las alturas, el TUC es mayor para los niños que para los adultos. De ahí que sea más prudente asegurarnos a nosotros mismos la disponibilidad de oxígeno. Así seremos capaces de proteger a las personas a nuestro alrededor debidamente.

 

En definitiva y como ya habrás podido imaginar a estas alturas, la seguridad en los aviones está marcada por los pequeños detalles. También está fuertemente condicionada por lo que haga cada viajero. Ya sea por trabajo o por que te vas de vacaciones, a todos nos gusta viajar con la mayor seguridad posible, por eso resulta tan pertinente seguir todas las recomendaciones de la tripulación ya que todas ellas tienen su porqué.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *