Redes sociales y sus efectos en tu seguridad

 

Crear eventos, seguir la pista a conocidos o estar al día de las últimas noticias por diversos canales, todo eso es lo que ofrecen en la actualidad redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram. Sin embargo, las redes sociales y sus efectos en la seguridad  es un tema que hay que vigilar de cerca.

 

El caso de la seguridad en Facebook

Se trata de una de las redes sociales más extendidas en todo el mundo. Por eso merece la pena detenerse un poco en ella para entender cuáles son sus efectos y las mejores formas de disfrutar del uso seguro de esta red. Lo primero es entender que las publicaciones aquí tienen una difusión realmente alta. Tanto por el número de usuarios como por la capacidad de compartirlas sin consentimiento.

 

Configurar adecuadamente la cuenta para decidir quiénes son los que pueden ver tus publicaciones o compartirlas es lo ideal para aumentar tu seguridad online. Facebook compromete la intimidad de sus usuarios si no se configura correctamente el perfil. Por ese motivo hay que tener cuidado con ello.

 

Instagram y YouTube

Como ambas se basan en el poder de la imagen hay que dedicarles un apartado conjunto. Lo esencial es no compartir imágenes que resulten comprometedoras u ofensivas para terceros. Tras este consejo es conveniente, como en cualquier otra red de este tipo, cambiar la contraseña de seguridad del usuario de forma frecuente para evitar la suplantación de identidad.

 

Otro de los problemas más comunes de YouTube y de Instagram es que son accesibles para cualquier persona. No hay necesitad de un consentimiento especial. De nuevo, limitar las personas que pueden acceder a nuestros vídeos o a una fotografías es fundamental para evitar riesgos innecesarios.

 

La inmediatez de Twitter

Esta herramienta es un contenedor de opiniones rápidas de 140 caracteres. El anonimato no es total. Por eso conviene no perder nunca el respeto a los demás. A larga esto podría afectar a la opinión que la gente tenga de ti o, incluso, perjudicarte en una entrevista de trabajo.

 

Por otro lado, igual que en los casos anteriores, es fundamental no dar información privada comprometedora. Recuerda que su difusión puede ser tan alta como incontrolable.

 

No hay que compartir todo lo que nos pasa

Es importante tener consciencia de lo que se publica en las redes sociales. Por eso hay que evitar dar información extra. Por ejemplo, debe evitarse comentar que te has comprado un coche, que tienes el último smartphone del mercado o que te has ido de vacaciones. Al hacerlo, estamos dando pistas sobre nuestro estilo de vida a posibles intrusos. Ya sabes, es imposible saber quién podría estar viendo nuestros posts.

 

En definitiva, estas redes han hecho que las posibilidades de Internet se extiendan y nos faciliten la vida. Sin embargo, mal usadas, pueden jugar en tu contra. Por ese motivo, si quieres una vida más segura, debes estar atento y hacer un uso responsable de las redes sociales.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *