Puertas blindadas: todo lo que debes saber antes de poner una en casa

Las puertas blindadas como mediada para proteger tu casa

 

Proteger tu casa es pensar en cómo cubrir los elementos más vulnerables de su estructura. Las puertas blindadas son un aspecto fundamental a la hora de definir el nivel de protección que quieres en tu domicilio. Es importante conocer las diferentes clases y los beneficios que aporta cada tipo de puerta. Por eso, vamos a hablar sobre todo lo que tienes que saber a la hora de escoger una puerta para casa.

 

Tipos de puertas y ventajas que ofrecen

 

Antes de la instalación de una puerta debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

 

  • Qué modelo se va a adaptar mejor a las necesidades de tu vivienda.

 

  • Cuáles son las diferentes opciones que ofrece el mercado.

 

  • Su clasificación según la acreditación de la ENAC.

 

Las tres principales variantes de puertas reforzadas para garantizar un buen cerramiento de tu vivienda son los siguientes:

 

Puerta blindada

 

Es una puerta de madera en la que se han incorporado placas metálicas en ambos perfiles. Esto complica abatirlas incluso si se utiliza una palanca. Otra de las ventajas es que las placas actúan como aislante del sonido y de la temperatura. Ello proporciona mayor protección en caso de incendio.

 

La cerradura de seguridad es más resistente de lo habitual. Puede resistir una presión de hasta 500 kilos. Al cerrar la puerta un complejo sistema bloquea los cuatro extremos de la puerta con barras de acero. Además, las llaves tienen un diseño especial para realizar esta función. Son muy difíciles de duplicar, por lo que suelen entregarse cinco copias en el momento de la compra.

 

Puerta acorazada

 

Su estructura está fabricada íntegramente en acero. Además, se recubren con planchas de madera para embellecerlas. Tienen bisagras de refuerzo y anclajes macizos. Estos se insertan en el hormigón impidiendo la existencia de puntos vulnerables.

 

Si quieres la puerta más segura, esta es tu opción. Las puertas acorazadas son prácticamente impenetrables. Aunque su coste es algo superior, merecen la pena para guardar objetos de mucho valor y proteger a tu familia. Además, incluyen métodos de cierre muy interesantes como la cerradura electrónica, la digital o la programada.

 

Puerta de seguridad

 

Su resistencia es más limitada que la de los modelos anteriores. No obstante, la puerta de seguridad puede ser la mejor opción para ti. Todo depende de las necesidades de tu hogar. No en vano, esta puerta permite muchas configuraciones y se adapta a cualquier espacio.

 

La principal ventaja está en su relación calidad – precio. Además, es resistente a las temperaturas, aislante del ruido y del gas y es mucho más sólida que una puerta común.

 

Como material base para su fabricación se suelen utilizar combinaciones de metal, madera y PVC y en algunos casos podrían llegar a incluirse planchas de acero. Las cerraduras se componen de un sistema de bombillos reforzados que dificultan el empleo de ganzúas.

 

La seguridad de tu hogar es lo primero

 

En definitiva, una casa bien protegida es sinónimo de bienestar. Los robos y los accidentes son situaciones imprevistas que esperemos nunca lleguen a afectarte. Pero el hecho de contar con la protección de una puerta preparada para hacerles frente se traduce en mayor tranquilidad para ti y para tu familia.

 

Si este contenido te ha resultado interesante, también puede que te sea útil saber:

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *