Cinco falsos mitos que nos frenan a la hora de instalar un sistema de alarma en nuestra casa


¿Llevas mucho tiempo queriendo instalar una alarma en casa? ¿Qué es lo que te frena? ¿Por qué te has decantado por el “no” hasta el momento? Circulan frases sobre los sistemas de seguridad que no siempre reflejan la realidad como “es que no lo necesito” o “es que se generan muchas falsas alarmas”. Por ello, hoy nuestro objetivo es desmontar uno a uno los cinco mitos más habituales de las alarmas residenciales. Así ya nada ni nadie te detendrá a la hora de tener un hogar seguro con la fiabilidad de Prosegur.

  1. Instalar una alarma es cosa solo de gente con mucho dinero”. Hoy día la protección no es una cuestión de dinero, ya que en Prosegur, por ejemplo, puedes tener tu sistema de seguridad desde solo 1 euro al día.

 

  1. “Si instalo un sistema de alarma dejaré de tener privacidad en mi propia casa”. En contra de lo que mucha gente piensa, si instalas el sistema de videoverificación de Prosegur, nuestra Central Receptora de Alarmas (CRA) solo podrá acceder a las imágenes de tu hogar cuando se produzca un salto de alarma. ¡Tu privacidad está garantizada!

 

  1. “Mi casa no es de interés para los ladrones”. Es precisamente al revés. Las alarmas residenciales tienen un efecto disuasorio. Cuando un inmueble no tiene ningún distintivo de seguridad, hace que los intrusos se puedan interesar más en él, ya que piensan que resultará más fácil acceder por la fuerza sin dificultades.

 

  1. “No puedo tener alarma si tengo una mascota”. Esta barrera también ha sido superada, ya que con Prosegur es posible instalar detectores de movimiento solo donde tú quieras y se pueden programar para discriminar a mascotas.

 

  1. “Sabotear una alarma es tan fácil como cortar la luz”. Nada más lejos de la realidad. Las soluciones de Prosegur cuentan con sistemas de tecnología punta que evitan que los dispositivos dejen de funcionar aunque se produzca un corte de luz. Además, cuando se detectan intentos de sabotaje, envían un aviso a nuestra central que rápidamente se pondrá en marcha para saber qué es lo que está sucediendo.

 

Una vez superados estos prejuicios, ¿quieres conocer otros consejos sobre seguridad en el hogar? ¡Descarga gratis este ebook de Prosegur!

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *