Medidas de seguridad si vas a comprarte un perro o un gato

Hacerse con un perro, gato o cualquier mascota es una decisión de gran responsabilidad, ya que en cierta manera van a depender de nosotros para casi todo: comida, bebida, vacunas, higiene, salud… Por eso, desde Prosegur queremos ayudaros para saber a quién y dónde comprar tu animal de compañía.

Lo primero a tener en cuenta es que la compra del perro o gato ha de realizarse de forma legal, cumpliendo con unas condiciones mínimas de seguridad e higiene que nos eviten problemas innecesarios. Además, así estaremos contribuyendo a evitar la proliferación de prácticas ilegales o dañinas con los animales. No es recomendable comprar animales a particulares.

Aunque en este artículo nos vamos a centrar en las medidas de seguridad a tener en cuenta a la hora de comprar un perro o un gato, tampoco debemos obviar la posibilidad de adoptarlos. Es una alternativa magnífica pues permite dar otra oportunidad a animales desahuciados y, además, nos permite un ahorro en costes considerable (adoptar un animal es mucho más económico que comprarlo).

Antes de adquirir cualquier animal, cerciórate de que en casa ninguno sois alérgicos. En caso de serlo, valorar si con tratamiento farmacológico se puede sobrellevar o, en caso contrario, deberéis replantearos la decisión de tener una mascota.

Consejos para comprar de forma segura un perro o gato:

  • Si lo que buscas es un animal de una determinada raza, lo más recomendable es que acudas a un criador especializado. Sus animales deben estar inscritos en el LOE (Libro de Orígenes Español) y tener el pedigrí en regla.
  • Una vez en contacto con el criador, debes plantearte lo siguiente: ¿El criador conoce la raza que cría y vende? ¿Solventa todas tus dudas? ¿Mantendría el contacto contigo tras la venta del cachorro si te surgen dudas o inconvenientes de cualquier tipo?
  • Una vez que has adquirido el perro o gato, lo ideal es llevarlos al veterinario para confirmar que su estado es realmente bueno y están sanos. Aunque te entreguen el certificado en regla, no te saltes este paso, te evitarás sustos.
  • Lo más habitual es que la compra sea de cachorros, con lo que debes asegurarte de que el animal ha estado con su madre un mínimo de 10 semanas antes de ser vendido. Si quieren entregártelo antes, desconfía.
  • El vendedor debe darte siempre la factura y el certificado veterinario actualizado. En caso contrario, no compres.
  • Comprar animales a través de la red no suele ser una opción muy segura. Se producen muchas estafas y, en la mayoría de los casos, se trata de prácticas ilegales. Mejor evitar este tipo de transacciones y las ‘gangas’ de los vendedores online.

Una vez que tienes el cachorro en casa, asegúrate de presentarlo a toda la familia, prestando especial atención a los niños de forma que lo traten con cariño y respeto. Por supuesto, el animal debe ser integrado en el núcleo familiar como uno más, responsabilizándonos de todas sus necesidades, salud e higiene.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *