¿Cómo funciona el mecanismo de una puerta blindada?

Por 0 Sin etiquetas

¿Qué nivel de seguridad tiene el mecanismo de una puerta blindada?

 

Las puertas blindadas han ido ganando terreno  a los cerramientos convencionales. No obstante, su llamativo nombre y las garantías de su mecanismo de funcionamiento no lo son todo.

 

¿Cómo es una puerta blindada?

 

Para que una puerta entre en la categoría de blindada debe incorporar una o dos planchas de acero (monochapa o bichapa) en su interior. Las placas están recubiertas por un marco y una hoja de madera que le otorgan un aspecto más estético.

 

Es aquí precisamente donde la aparente robustez de estas puertas tiene su talón de Aquiles. La parte que va unida a la pared es de madera o, en el mejor de los casos, una lámina metálica de escaso espesor. Por ese motivo es muy fácil forzar el marco con el empleo de una palanca.

 

Partes de una puerta blindada

 

Para saber cómo funciona una puerta blindada, hay que saber qué partes tiene y qué hace cada una:

 

Bombillo

 Es la parte del mecanismo que se encuentra a la vista, en el cual se introduce la llave para poder abrir la puerta.Es un elemento  vulnerable ya que el blindaje no protege al bombillo.Se puede forzar  o manipular con una ganzúa. También es vulnerable a llaves duplicadas. Por eso es importante invertir en piezas más seguras que las de serie y que solo admitan llaves originales.

 

Cerradura y pestillos

 Para mejorar la protecciónde las puertas con blindaje, lo ideal es optar por pestillos independientes entre sí. Al no estar unidos a una única pieza (barra de pestillos), apalancar uno no desatrancará los restantes. Así, el bloqueo integral de la puerta (arriba, abajo y en ambos lados) que se obtiene al girar la llave será mucho más efectivo.

 

Bisagras

 En este tipo de puertas las bisagras van atornilladas en madera o soldadas a pletinas metálicas de escaso espesor. Es una cuestión estructural que no se puede modificar.

 

Diferencias entre las puertas blindadas y otro tipo de puertas

 

Existe cierta confusión en el empleo de los términos ‘blindada’, ‘acorazada’ y ‘de seguridad’. Esta falta de información puede conducir a una compra poco adecuada.

 

Si elaboramos un ranking de las puertas más seguras, una puerta acorazada ocupa la primera posición. Este tipo de puertas están encastradas en la estructura del marco y provistas de un sistema de bloqueo mucho más resistente y sofisticado.

 

A continuación, aparecen las puertas blindadas y, en tercer lugar, las puertas de seguridad. Estas últimas tienen perfiles algo más resistentes pero sin planchas de refuerzo en el interior. La cuarta posición es para las puertas convencionales ya que no cuentan con ninguna medida adicional de protección.

 

¿Cuál es el grado de protección de las puertas con blindaje?

 

Los grados de protección de cualquier modelo de puerta están tipificados por la norma europea de resistencia UNE-EN 1627:2011. Cuando vayas a adquirir una puerta, solicita información en base a esta tipificación, sabiendo que para que una puerta sea realmente segura necesita una calificación de nivel 4 o superior.

 

¿Qué puedes esperar del blindaje de una puerta?

 

Con este tipo de cerramientos tendrás protección contra el ruido, los cambios de temperatura y, en determinados casos, contra el paso de gases, humo o fuego; gracias al empleo de materiales incombustibles. Con la instalación de bombillos de alta calidad podrás evitar sabotajes de la cerradura a través de métodos como el bumping (desbloqueo de los cilindros mediante percusión) o el duplicado de llaves. No obstante, en ningún caso podrás obviar que, al emplear marcos de madera, estas puertas pueden ser presa fácil de quienes trabajan con palancas.

 

 ¿Cuáles son las puertas más seguras?



En definitiva, las puertas acorazadas son más seguras que las puertas blindadas. Actualmente, las diferencias de precio entre ambos modelos sigue siendo notable, pero no tanto como para no plantearse cambiar de opción. Al fin y al cabo, la seguridad es una inversión que se recupera en calidad de vida.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *