Qué hacer si llego a casa y encuentro la puerta abierta

Llegas a tu hogar y encuentras la puerta abierta. Los indicios son claros: tu vivienda puede haber sido invadida. Entonces, ¿qué hacer y qué no en una situación así? Si quieres saberlo, te invitamos a que sigas leyendo.

 

Qué hacer si llego a casa y encuentro la puerta abierta

 

Haz memoria: ¿Se te olvidó cerrar la puerta antes de salir o activar la alarma? Si eres una persona olvidadiza no te preocupes, nos pasa a todos. Por eso te aconsejamos ponerte un recordatorio del tipo que prefieras. Nuestro favorito: poner un recordatorio diario en el móvil.

 

Conserva la calma: Aunque la situación puede generar tensión, haz un esfuerzo consciente por pensar y actuar con inteligencia, tu sentido común es la mejor arma.

 

Escóndete. Aléjate de la entrada principal. Elige un lugar que sea seguro y, de ser posible, un punto estratégico, a fin de que puedas vigilar tu casa desde allí.

 

Observa lo que ocurre en tu propiedad y sus alrededores: Si ves a una o más personas saliendo de tu inmueble, presta atención a su apariencia y hacia dónde fueron. ¿Hay un coche desconocido estacionado enfrente? Fíjate en sus características y anota el número de matrícula. Toma fotos o vídeo de todo lo que veas y ¡recuerda desactivar el flash!

 

Llama a la policía: Diles que llegaste a tu hogar y encontraste la puerta abierta, y que tienes motivos para creer que se ha cometido una intrusión. Cuando lleguen, deja que entren primero. Ellos te dirán cuándo pasar. Dales toda la información y el material que tengas, y pregúntales qué más puedes hacer.

 

Pon sobre aviso a tus vecinos: Cuanto antes, llama por teléfono a tus vecinos y explícales lo que pasó. Si no te es posible hacerlo, espera a que haya pasado el peligro para informarles sobre la situación.

 

Qué no hacer si encuentro la puerta de casa abierta

 

No entres: Resiste la tentación de entrar a tu vivienda para saber qué pertenencias se llevaron. Hay una probabilidad de que los delincuentes sigan dentro. Además, podrías alterar la escena y arruinar importantes evidencias que puede ayudar a identificar a los ladrones.

 

No trates de atraparles: Los intrusos saben que el dueño podría llegar de repente y tratar de frustrar el robo. Por esta razón, muchos están armados. Aunque el deseo de impedir el atraco es comprensible, recuerda que tu vida es más valiosa que cualquier posesión.

 

No hagas ruido: Por razones de seguridad y para facilitar su captura, es mejor que los intrusos no sepan que has llegado a casa. Así que permanece en silencio.

 

Recuerda, ante una invasión a tu propiedad, lo más importante, siempre, es que te mantengas a salvo y preservar tu seguridad. Puerta abierta o no, esperemos que estos consejos te sean de utilidad. Si eres de los que pasan poco tiempo en su vivienda, no está de más tomar algunas precauciones para que parezca que siempre estas en casa. No obstante, para impedir que algo así pueda suceder, nunca es tarde para instalar un buen sistema de seguridad.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *