Inhibidores de frecuencia de alarmas, qué son y cómo combatirlos

La importancia de conocer los inhibidores de frecuencia

 

¿Has vivido los efectos de los inhibidores de frecuencia? Alguna vez no hemos podido hablar por teléfono o utilizar el mando a distancia del coche por culpa de un inhibidor. El problema es que no todo el mundo sabe en qué consisten, cuál es su funcionamiento y los peligros que entrañan.

 

Un inhibidor de señal es capaz de dejarte aislado al anular los mecanismos de comunicación de tu móvil, alarma, router u otros dispositivos. Es por eso que hoy explicamos cómo funcionan estos aparatos y te damos algunas recomendaciones para tener en cuenta a la hora de decidirte por una alarma del mercado.

 

¿Qué son los inhibidores de frecuencia?

 

Los inhibidores de señal son aparatos que emiten ondas de radio en las mismas bandas de frecuencia que el dispositivo al que intentan aislar. Usan la energía suficiente para dominar el espectro de onda y, de esta forma, inutilizar nuestro dispositivo. Como consecuencia, una alarma inhibida no será capaz ni de detectar una intrusión, ni de dar el aviso correspondiente. Por eso es importante que apostemos por una alarma con detector de inhibidores.

 

El origen de los inhibidores de frecuencia

Estos aparatos se crearon para conseguir una ventaja táctica sobre el enemigo durante la Segunda Guerra Mundial. Ambos bandos utilizaban el sistema de Radio Jamming para interferir en las comunicaciones del enemigo.

 

Con este sistema se lanzaban señales de mayor potencia que las que utiliza el dispositivo objetivo. De esta manera se interrumpían las comunicaciones del adversario. La táctica que utilizaban las fuerzas militares consistía en lanzar falsas instrucciones en el lenguaje del enemigo para confundir a los pilotos del bando opuesto.

 

aviones padecían inhibidores de frecuencia

Aviones de la segunda guerra mundial, víctimas potenciales de los inhibidores de frecuencia.

 

¿Dónde conseguir un inhibidor de señal?

 

Existen distintas variedades de inhibidores de frecuencia. Estos pueden afectar al 4g del móvil o a la de wifi, a radares, al GPS y a mandos de coche. También existen inhibidores de alarmas o de radiofrecuencia. En definitiva, existen inhibidores para cualquier aparato que utilice ondas.

 

El problema es que conseguir estos dispositivos es muy sencillo gracias a Internet. Numerosas web se dedican a ello y puedes encontrar inhibidores con un mínimo esfuerzo y a un coste bajo. Lo que mucha gente no sabe es que en España y en la mayor parte del mundo es ilegal utilizarlos por ciudadanos sin autorización.

 

Otro problema es que la mayoría de ciudadanos no son conscientes del poder de estos aparatos frente a sus alarmas. La mayor parte de alarmas que están en el mercado son vulnerables a este tipo de ataques.

 

Recomendaciones para comprar una alarma con protección a diversos ataques

 

Lo primero que debes saber es que por el momento nadie podrá garantizar una completa seguridad. Trabajamos cada día para mejorar y así poder adelantarnos a los peligros importantes para ti. Por este motivo te ofrecemos unos consejos que pueden resultar de gran utilidad a la hora de elegir una alarma:

 

  1. Infórmate sobre las características del producto para escoger algo más que una alarma

Muchas alarmas del mercado no están preparadas frente a los ataques de inhibidores de frecuencias. Es importante tener una alarma en tu hogar/negocio que cuente con un detector de inhibidores. Las alarmas Prosegur detectan si la alarma ha sido bloqueada por un inhibidor y envían una señal a la central a través de internet. En pocos minutos un Acuda se desplazará para comprobar si todo funciona correctamente. En caso de haber una intrusión dará aviso a la Policía.

 

  1. Protégete frente a otros ataques que no sean inhibiciones

Otra forma de inutilizar una alarma puede ser cortando la electricidad. Es importante que la alarma cuente con un sistema de batería de larga duración y un sistema independiente de energía. De este modo, en caso de corte de electricidad tu alarma sigue funcionando.

 

  1. Protegido incluso si estás dentro de casa

Es importante que el sistema de alarma cuente con un ‘mando de pánico’. Éste te será de gran utilidad en casos de inseguridad o emergencia médica. El usuario siempre lo llevará encima para estar protegido en todo momento.

 

 ¿Cómo funciona un inhibidor de alarmas?

 

Saber de qué se compone un inhibidor y cómo funciona te ayudará a protegerte. Los inhibidores de frecuencia de alarmas están compuestos por un oscilador, una antena, un generador de ruido y un amplificador. El mecanismo es sencillo, el oscilador produce una señal y junto con un generador de ruido llega a la antena o antenas, las cuales lo retransmitirán. Previamente, una etapa de ganancia hará que esta señal esté amplificada para que el ruido trasmitido tenga suficiente potencia. Es importante saber que los inhibidores de frecuencia más complejos pueden funcionar en varias bandas de frecuencia a la vez.

 

Legalidad de los inhibidores

 

Por la vulnerabilidad que producen son aparatos que tienen su uso prohibido con algunas excepciones. La Unidad Central de Seguridad Privada del Ministerio de Interior especifica en el informe UCSP Nº: 2010/009 que estos dispositivos solo pueden ser utilizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, administraciones públicas autorizadas y ciudadanos autorizados.

 

Un uso indebido de los inhibidores de frecuencia pueden provocar riesgos para aeronaves, hospitales, viviendas, gasolineras… es por esto que el uso está restringido ya que en muchas ocasiones se usa también de forma fraudulenta para inhibir la frecuencia de las alarmas de hogares o negocios. Cuando existe una alarma móvil y se utiliza un inhibidor, éste provoca que la señal de la alarma no llegue a la central y de esta forma pueden cometer el delito sin interrupciones.

 

Cómo protegerme de los inhibidores de alarma

 

Contar con un sistema de alarmas conectando a Internet y un sistema eléctrico de apoyo es muy útil. No obstante, no es completo. La verdadera seguridad del hogar se consigue instalando medidas de seguridad variadas. Tu casa debe contar con apoyos de seguridad como los detectores perimetrales, los cerramientos de seguridad, cámaras de vigilancia, etc. Solo así podrás prevenir que un inhibidor se convierta en una amenaza. En cualquier caso, la mejor opción es pedir asesoramiento para que un profesional de la seguridad te ayude a decidir qué es lo que le conviene a tu hogar.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *