Desmontamos 10 mitos sobre el sol que te ayudarán a disfrutarlo de forma segura


Se acerca el verano y con él, los días son más largos, llegan las vacaciones y es el momento de descansar al sol, tanto en la playa como en la montaña. Desde el blog de seguridad de Prosegur desmontamos 10 mitos sobre el sol que te ayudarán a disfrutarlo de forma segura.

  1. Bajo la sombrilla el sol no quema. Si bien estaremos más resguardados, lo cierto es que el tejido de la sombrilla aún deja pasar más de un 30 por ciento de los rayos ultravioleta (UV). A ello hemos de añadir el reflejo del sol sobre la arena u otras superficies. Para evitar quemarnos, nada como la crema protectora.
  2. El sol del mediodía broncea más. Sin embargo, entre las 12 y las 17 horas, los rayos solares también son más perjudiciales para la piel debido a la sobrecarga de UV. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde son las mejores para broncearnos de una manera más segura y mucho más suave para nuestra piel.
  3. Una visera es suficiente para proteger los ojos. Al igual que la epidermis, los ojos también tienen memoria y acumulan los excesos producidos por el sol. La intensidad de los rayos veraniegos precisan, además de gorro, el uso de gafas de sol homologadas.
  4. En días nublados no nos quemaremos. Falso. La radiación UV sigue llegando a nosotros y, precisamente a consecuencia de este falso mito el riesgo de quemaduras aumenta, ya que tendemos a tomar el sol sin protección cuando hay nubes.
  5. Debemos poner la crema al llegar a la playa. Falso. Para que la crema protectora sea totalmente eficaz, tendremos que aplicarla sobre la piel media hora antes de exponernos al sol.
  6. Dentro del agua estamos protegidos del sol. Falso. El agua actúa como una lupa para los rayos solares, por lo que dentro de la piscina o del mar, también debemos utilizar crema protectora que sea resistente al agua.
  7. Los bebés no deben exponerse al sol. Verdadero. Antes de los seis meses, los niños no deben tomar el sol, ni siquiera usando alto factor de protección. Después de esta edad y hasta los tres años, el sombrero, la sombrilla, las gafas, la piel protegida y una buena hidratación líquida son indispensables para la seguridad de los pequeños.
  8. Las pieles morenas no se queman. Falso. Una piel más oscura sólo nos indica que tiene mayor índice de melanina. A la hora de tomar el sol de forma segura, las personas morenas deben tomar las mismas precauciones que los demás frente a los rayos UV.
  9. Cualquier protector solar es válido. Falso. Debes elegir el factor de protección adecuado a la zona del cuerpo que expones al sol, a tu edad, y a tu tipo de piel. Durante los primeros días debes contar con un FPS más alto. Recuerda además que el periodo de caducidad de las cremas solares es de 12 meses después de su primer uso.
  10. Tomar el sol es bueno para la salud. Verdadero. El sol es una fuente importante de vitamina D, mejora nuestro estado de ánimo y fortalece el sistema inmunológico, entre otras muchas bondades. No obstante, no te olvides siempre de tomar el sol de forma segura y responsable.

 

Imagen Creative Commons: Lady May Pamintuan

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *