Cómo evitar robos eliminando los puntos ciegos de una tienda

Por 0 Sin etiquetas

Prevenir y evitar robos en los puntos ciegos

 

Cualquier mercancía o negocio es susceptible de convertirse en víctima del hurto. La clave para evitar robos y adelantarse a estas sutiles sustracciones está en una correcta valoración de las condiciones de seguridad de tu negocio o establecimiento. Lo óptimo es desarrollar un buen plan de seguridad. Es por eso que la eliminación de los denominados puntos ciegos puede ayudar mucho a que tu plan sea lo más completo posible.

 

Puntos ciegos: robar en una tienda nunca fue tan sencillo

 

Con independencia del tipo de ladrón del que estemos hablado, hay algo que todos ellos tienen en común: saben aprovechar como nadie los puntos débiles de una tienda.

 

Un punto ciego es un espacio que aparentemente está a la vista, pero que, en realidad, se encuentra oculto entre todo lo que lo rodea. ¿Un ejemplo común? Las estanterías y vitrinas con tal sobrecarga de productos que impiden que veas a través de ellas. Son la pantalla perfecta para camuflar una acción de hurto sin ser vistos ni levantar sospechas.

 

Otro problema habitual de las tiendas es la iluminación. Un rincón oscuro es un lugar en el que resulta sencillo esconder la mercancía que se quiere sustraer. Además, impide que los sistemas de vídeo vigilancia convencionales puedan grabar con claridad imágenes inculpatorias.

 

¿Cómo proteger un pequeño negocio?

 

Como empleado en un comercio o propietario de una pyme, es importante que conozcas los puntos más vulnerables de tu negocio en cuestión de robos. Y es que, si bien es cierto que los ladrones emplean métodos de lo más variopintos, siempre existe una solución para disuadirlos de que actúen en tu establecimiento y evitar el hurto.

 

Consejos para proteger tu negocio frente a robos

 

Piensa en una buena distribución

 

  • Optimiza el diseño del establecimiento y la distribución del espacio. De este modo cada cosa ocupará el lugar adecuado y habrá más orden en la tienda.
  • Usa espejos ya que te permitan ver desde diversos ángulos lo que sucede en los rincones más ‘delicados’.
  • Instala una iluminación adecuada para que las cámaras de vigilancia identifiquen rostros y movimientos.
  • Los objetos de mayor valor deberían estar siempre en el interior de vitrinas con cerradura (en el caso de ser objetos pequeños) o al menos cerca de la caja, siempre a la vista y donde haya alguien presente.
  • Dispón una zona de pago que impida la salida directa de los clientes y emplea alarmas sonoras en la puerta.

 

 

¿Cuál es el mejor sistema de vigilancia?

 

Las cámaras de seguridad son sin duda son un método muy efectivo. Sin embargo, si quieres eliminar un punto ciego, la protección de tu negocio no puede basarse únicamente en ellas. Un verdadero sistema de vigilancia incluye también el factor humano.

 

El personal que trabaje en el establecimiento (dependientes o profesionales de una empresa de seguridad) debe estar preparado para controlar el movimiento de clientes, vigilar los probadores y las entradas / salidas y estar atentos ante conductas ‘sospechosas’. De este modo sí tendrás un sistema de seguridad completo.

 

Aprovecha las medidas disuasorias

 

Es muy efectivo como medida disuasoria colocar señales en la entrada del establecimiento que adviertan que se trata de un negocio con video vigilancia. La presencia de un profesional de la seguridad también es una buena opción.

 

Siempre lo tendrás más fácil para proteger tu negocio si ya has previsto cómo, dónde y cuándo suelen cometerse los hurtos en los negocios. Es importante minimizar las zonas de riesgo y saber cómo actuar en caso de robo.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *