Detectores perimetrales ¿qué son y cómo funcionan?

¿Por qué puedes necesitar detectores perimetrales?

 

Los propietarios de casas, chalets y demás viviendas unifamiliares tienen que considerar muchos puntos a cubrir en materia de seguridad. Un aspecto clave es proteger el espacio que queda entre la entrada a la parcela y la puerta del hogar. Las propiedades más grandes dan pie, incluso, a que los intrusos se oculten y sorteen otras medidas de seguridad. Por este motivo, los detectores perimetrales son un buen recurso para neutralizar cualquier punto ciego.

 

¿Qué es un detector perimetral?

 

Los detectores son dispositivos que registran el acceso de cualquier intruso en una zona delimitada. Normalmente, esta barrera perimetral no se instala de manera aislada si no que consiste en la articulación de una red de detectores de presencia. Al activarse, los detectores dan aviso a la Central Receptora de Alarmas y al propietario. Además, si están conectados a alguna alarma con disuasión sonora, la activan de manera inmediata.

 

Los sensores se ocultan a la vista y dan cobertura a parcelas muy amplias, basta con conectar tantos detectores como se precise. También pueden instalarse en el interior de la residencia, si bien es más habitual su presencia en el exterior.

 

 

¿Cómo funcionan?

 

Existe un amplio abanico de sensores perimetrales, aquí os vamos a explicar el funcionamiento de los más habituales. Los detectores de vallado, por ejemplo, alertan sobre el intento de intrusión en la parcela antes incluso de que este se haya materializado. Al instalarse en la verja o valla que delimita la propiedad, detectan si alguien está intentando trepar. Adicionalmente, estos detectores pueden combinarse con sistemas disuasorios, como señales visuales.

 

Otra alternativa es la de enterrar cada sensor para que no se aprecie su presencia. En este caso puede perderse el efecto disuasorio para el ladrón. Esto se debe a que el intruso solo se percatará cuando ya hayan procedido al allanamiento.

 

También son comunes las barreras de infrarrojos, muy populares por aparecer en muchas películas de grandes atracos. Estos sistemas registran cualquier interrupción de la continuidad de los rayos que proyectan.

 

Independientemente de la alternativa elegida, es recomendable optar por sistemas cableados en lugar de comunicaciones por radio. Los cables transmiten de forma ininterrumpida la información y alertan cuando son cortados.

 

¿Qué ventajas aportan los detectores?

 

Los detectores permiten, con precisión absoluta, cubrir la totalidad del perímetro de una parcela. Nadie accederá sin ser detectado. Por tanto, si el objetivo es prevenir y evitar los ataques, los detectores cumplen este papel a la perfección. Tan solo hay que tener en cuenta la importancia de definir muy bien las detecciones no deseados. Por ejemplo, si hay mascotas en la vivienda hay que configurar el dispositivo  para evitar falsas alarmas.

 

Además, ante cualquier intento de sabotaje dan aviso de forma inmediata a la Central Receptora de Alarmas con que se activan los protocolos necesarios.

 

Que son los detectores perimetrales

Descubre qué son y para que sirven los detectores perimetrales. Blog Prosegur.

 

Seguridad preventiva para el hogar

 

Los detectores ganan protagonismo entre los sistemas de seguridad domésticos por su sofisticación y precisión. Independientemente de si son puestos a prueba o no, las familias disfrutan de una notable tranquilidad por el hecho de saberse protegidas. De igual modo, las vacaciones o las ausencias prolongadas se disfrutan en mayor medida ya que el nuestro hogar está constantemente vigilado.

 

Si esta información te ha parecido útil, quizás también te interese:

 

 

 

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *