Pulseras identificativas para niños. Misión: que no se pierdan

Cuando eres padre, muchos aspectos de tu vida cambian y uno de ellos es la forma de ver y percibir la seguridad. Muchos padres ya sea como forma de prevención o para quedarse tranquilos, utilizan pulseras identificativas para niños.

¿Ponemos en riesgo el aprendizaje de responsabilidad de los niños con este tipo de acciones? Lo óptimo siempre es un término medio. Con el tiempo, la sobreprotección  puede convertirse en un serio problema para los niños y podrá ser un lastre para su vida adulta.

Los expertos recomiendan que se usen localizadores para niños entre 3 y 8 años. Los niños más pequeños a esta edad suelen ir en brazos o en el cochecito, ya que no son lo suficientemente independientes para moverse solos.

Cuando tienen más de 8 años ya suelen ser conscientes de los riesgos por lo  que suelen ser más precavidos. En la edad entre 3 y 8 años comienzan a ser más independientes y quieren explorar todo lo que ven, por lo que en un momento de despiste pueden separarse del adulto.

Tipos de pulseras identificativas para niños

Para evitar sustos de este tipo existen pulseras identificativas para bebés y niños, además de elementos más sofisticados como relojes localizadores gps para niños. Estas pulseras y relojes se pueden adquirir de una forma muy sencilla en tiendas de electrónica o por internet.

A estos dispositivos les acompaña una app que se instala en el móvil. Los padres podrán saber siempre dónde se encuentran exactamente sus hijos desde su dispositivo móvil.

Este sistema de prevención de extravíos servirá de tranquilidad para padres de niños más inquietos o con necesidades especiales. También será útil para que los pequeños con menos habilidades sociales se comuniquen con el resto de personas, en caso de que se pierdan.

Edad legal para dejar a los niños solos en España

A los padres también les preocupa cuándo sus hijos son lo bastante independientes como para que puedan salir de casa sin ellos.

No es fácil saber a qué edad se les puede dejar solos. Además de la edad legal para dejar a los niños solos en casa, depende mucho de la madurez y el aprendizaje que le hayamos dado a estos.

Los expertos recomiendan que no se dejen solos antes de los 10 años, pero como hemos comentado influye mucho la preparación que le hayamos dado al niño. Antes de que se queden solos debemos tener en cuenta estas cuestiones:

  • Acostumbrarles poco a poco. No podemos dejarles solos de un día para otro largos periodos, es una cuestión de tiempo. Los primero días deben ser periodos de 5 a 15 minutos e ir aumentándolos progresivamente.
  • Hacerles sentir seguros de sí mismos. Tienen que ser conscientes de a qué deben estar atentos, así como de lo que está mal o bien para sepan apreciar la responsabilidad.
  • Enseñarles a actuar en situaciones de emergencia. Deben saber cómo comportarse si hay una situación extraordinaria. Llamar a una vecina, a los padres o a los teléfonos de emergencia por ejemplo.
  • Que sepan entretenerse solos. Tiene que aprender a distraerse con autonomía para que puedan estar ocupados el tiempo que te encuentres fuera.
  • Tips de seguridad. Tienen que ser conscientes de las zonas de la casa donde no pueden acceder como el fuego de la cocina, terrazas o aprender a cerrar las puertas. Otro elemento de gran utilidad es que aprendan a manejar la alarma del hogar. Esto será de gran utilidad para los padres ya que sabrán que en caso de emergencia el niño podrá acudir con facilidad a la ayuda.

Estos consejos siempre pueden ser aplicados cuando enseñamos a los niños a ser independientes en la calle. Al igual que en el hogar no se puede estipular una edad mínima para que los niños puedan viajar solos en autobús, es una cuestión de madurez y aprendizaje.

Qué hacer si les perdemos de vista

Realmente, el uso de pulseras para niños no es en absoluto necesario. Es perfectamente posible estar atento a ellos sin recurrir a estos complementos. Un poco de sentido común es, la mayoría de las veces, suficiente.

Por este motivo te mostramos unos consejos para no perder a los niños y prevenir el problema.

  1. Enseñar a los niños para que siempre permanezcan cerca del adulto y no se alejen solos.
  2. Fijar puntos de encuentro fácilmente visibles en caso de pérdida.
  3. Enseñar a pronunciar su nombre, apellidos y edad de forma clara.
  4. Si se pierden que no se muevan del sitio donde están.
  5. Si ven cerca a una persona de autoridad como un policía que acudan a él.
  6. Que se aprendan el número de teléfono de sus padres.
  7. Vestirles con colores llamativos cuando visitéis lugares concurridos.

 

Además de estos consejos también te puede interesar cómo elegir la alarma que más te conviene.

Imagen Creative Commons: GuiGui-Lille

2 Comentarios
  • Estefanía García
    Mayo 25, 2017

    Vienen fenomenal y dan mucha tranquilidad para los padres ya que en ellas podemos indicar el nombre completo del pequeño, el número de teléfono e incluso la dirección del domicilio familiar. Para el cole por el tema de las excursiones, alergias y demás vienen de lujo y luego para visitas de lugares con mucho tránsito como son centros comerciales o las platas por ejemplo también son de gran utilidad. Las recomiendo al 100%. Saludos!!!!

    • Prosegur
      Julio 26, 2017

      Muchas gracias por tu comentario Estefanía.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *