Cómo reaccionar ante accidentes comunes en el hogar

Sufrir un accidente en casa es bastante común, desde intoxicaciones hasta quemaduras pasando por pequeños cortes, caídas e incendios. Sin embargo, lo más curioso es que el 90% de estos incidentes pueden prevenirse. Desde Prosegur queremos indicarte cómo reaccionar ante accidentes comunes en el hogar y te proponemos adoptar unas sencillas medidas para convertir tu casa en un lugar seguro y libre de peligro.

Accidentes comunes y medidas de prevención para evitarlos:

  • Guarda todo medicamento y producto de limpieza fuera del alcance de los niños. Eso sí, han de estar debidamente etiquetados y en sus envases originales. En caso de intoxicación, identifica el producto tóxico y la cantidad aproximada ingerida y llama al número de emergencias toxicológicas (915620420) donde te indicarán los pasos a seguir.
  • Utiliza siempre protectores alrededor de los objetos calientes. Procura usar guantes al manipular estos objetos y evita que los mangos de las sartenes sobresalgan de la estufa o vitro. En caso de quemadura, elimina la causa que la origina (llamas, productos químicos…) y refresca la zona quemada con agua. Además, emplea crema hidratante, a ser posible con aloe vera, y envuelve la lesión con gasas o paños limpios, humedecidos con agua. El vendaje ha de ser flojo.
  • Caídas. Podemos prevenir caídas con suelos limpios, sin grasa ni aceite y, en puntos clave, poniendo alfombras. Si tienes que coger algo fuera de tu alcance no te subas a cualquier silla y consigue una escalera adecuada.En caso de caída, si sospechas que hay fractura, no muevas al accidentado más de lo necesario. Tranquiliza a la persona y llama a emergencias para que lo inmovilicen de forma adecuada para un posterior traslado a un Centro Sanitario.
  • Todo objeto susceptible de cortar o clavarse debe guardarse a cierta altura para que los peques no lleguen a ellos. Si los guardas de manera ordenada, cada vez que los necesites, los encontrarás a la primera sin necesidad de ir con prisas.En caso de hacerte un corte, comprime la herida con un paño para cortar la hemorragia. Lava la herida solo si es necesario. Si ves que te mareas o la herida es profunda, pide ayuda.
  • Toda habitación con calentadores y estufas debe tener una ventilación adecuada. Procura no fumar en casa o busca un espacio ventilado para hacerlo. En caso de incendio, intenta mantener la calma y avisa a los bomberos a través del 112. Sal de la vivienda, intentando dejar cerradas puertas y ventanas. No utilices el ascensor pues podrías quedar atrapado. En caso de no poder salir de la estancia, tapa las rendijas de las puertas con toallas húmedas y vuelve a pedir auxilio. Si ves que hay mucho humo, dirígete a la salida agachado separándote lo menos posible de la pared.

Se trata de medidas bastante sencillas que nos ayudarán a evitar muchos accidentes. Si además tienes conocimientos de primeros auxilios, tanto tú como tu familia estaréis muy seguros en vuestro hogar.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *