¿Cómo elegir la mejor alarma para mi negocio?

Proteger tu negocio no es lo mismo que proteger tu hogar. Los accesos de una empresa suelen permanecer abiertos durante largas horas atendiendo a una considerable cantidad de visitantes, clientes y empleados. Además, la inversión en bienes materiales suele ser mucho más cuantiosa que la de una vivienda particular. Todas estas características y peculiaridades de una empresa deben ser tenidas en cuenta a la hora de elegir el mejor sistema de alarma para el negocio.

La legislación española establece cuatro grados de seguridad en función del riesgo. En lo que se refiere a empresas, debemos contemplar si nuestro negocio requiere de un sistema de alarma de grado 2, para pequeños establecimientos, comercios o industrias que tengan bajo riesgo; grado 3, de riesgo medio/alto, como joyerías o farmacias; y grado 4, para establecimientos que almacenan explosivos, sustancias peligrosas o empresas de depósito de efectivo, valores o metales preciosos, consideradas de alto riesgo.

Por ello, antes de contratar una alarma para un negocio, es importante que un equipo de profesionales cualificados determinen el grado de riesgo al que está sometido nuestra empresa y diseñe el sistema de alarma que garantice la protección de nuestro negocio, como el tipo de alarma o si requiere de una instalación con cableado, etc.

Por otro lado tampoco todas las empresas son iguales entre sí. No es lo mismo proteger una PYME que garantizar la invulnerabilidad de un macro comercio, con diferentes espacios, habitaciones, plantas e incluso edificios. Dependiendo del tipo de empresa o comercio, la distribución del espacio dictará las necesidades específicas para la protección del negocio, lo que permitirá el diseño de un sistema de alarma con el que se pueda llevar a cabo una conexión parcial que facilite la desconexión de espacios determinados: exterior/interior, una planta en concreto, el parking, ciertas habitaciones…

Establecer estas prioridades y necesidades harán más cómodo mantener a salvo todo el conjunto y nos permitirá saber si resulta prudente y conveniente contar con servicios adicionales como dispositivos antihurto o nebulizadores de niebla seca que en pocos segundos hace imposible la visibilidad dentro del espacio en que están instalado, lo que imposibilita la acción de los intrusos. Las alarmas móviles destinadas a la protección de automóviles de empresa o vehículos industriales, los sistemas que permiten crear diferentes códigos de acceso para empleados o la posibilidad de contratar un servicio de vigilantes ACUDAS, son también aspectos que conviene valorar a la hora de contratar la alarma de empresa.

Además de todas estas ventajas, el sistema diseñado especialmente para un negocio deberá contar con conexión a la Central Receptora de Alarmas de manera que esté vigilado las 24 horas del día. Otra de las ventajas es que hay sistemas de alarma que te permiten gestionarla desde un smartphone o tablet, teniendo un mayor control durante el tiempo que se pasa fuera del negocio.

La mejor manera de disfrutar de todas estas ventajas y adaptar el sistema de seguridad a la normativa vigente y a las características de su empresa es, sin duda, dejar la instalación de la alarma para negocio en manos de una empresa especializada. De este modo, la efectividad del servicio, la rapidez en las acciones, el aviso inmediato a la policía y una absoluta discreción harán que nuestro negocio esté permanentemente a salvo.

Foto Creative Commons: .Martin.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *