Qué es el ‘bumping’ y cómo podemos proteger nuestro hogar

¿Qué es el bumping?

El bumping es una técnica que tiene como finalidad desbloquear los cilindros de las cerraduras. Se diferencia de otras técnicas porque permite abrir una puerta sin forzarla. La mayor parte de la gente piensa que con cerrar la puerta de casa ya están seguros dentro, tanto ellos como sus pertenencias. Sin embargo, para un posible intruso, una puerta cerrada es simplemente un inconveniente menor siempre que conozca el funcionamiento de una llave bump.

 

¿Cómo funciona el bumping?

 

La característica de las llaves bump es que todos sus cortes están hechos a la profundidad máxima. De este modo, al introducir la llave en la cerradura, los pistones quedarán todos a la altura más baja posible. Al dar un golpe seco a la llave de bump con un objeto, los pistones saltan. Con un giro rápido de la llave, se puede aprovechar el momento exacto en el que los contra-pistones quedan liberados, permitiendo que la cerradura se deslice libremente y dejando la puerta completamente abierta.

 

Qué es el bumping - Blog Prosegur

Funcionamiento de la técnica bumping.

 

¿Por qué es peligroso el bumping?

 

Si bien se trata de un sistema válido en el mundo de los cerrajeros, desde hace unos años su uso ilícito se ha extendido notablemente, poniendo en peligro la seguridad de los hogares. El problema es que esta técnica se usa abrir cerraduras de tambor de pines. Este tipo de cerradura es la más popular del mundo y está presente en las puertas de entrada de casi todas las casas.

 

Cualquier posible intruso puede hacerse con una llave bump y sacar partido de la técnica bumping para entrar en casas ajenas. Y es que, esta técnica, no solo funciona en cilindros de baja calidad. También permite burlar la mayoría de cerraduras de cilindros de alto coste, considerados de mayor nivel de seguridad. Por eso debemos estar seguros de que la cerradura de acceso a nuestra casa es la adecuada.

 

Cómo proteger mi puerta del bumping

 

Existen cerraduras anti-bumping, con cilindros creados especialmente para soportar este tipo de sabotajes. Eso sí, deben ser instaladas por cerrajeros profesionales. Así conocerá el punto exacto para su correcta colocación y podremos sacar el máximo partido de la seguridad que ofrecen. Otra opción interesante son los cilindros electrónicos adaptados a un sistema de control de accesos.

 

De esta forma, si contamos con cerraduras sin bombillo exterior, podremos sentirnos seguros de que nuestro hogar o negocio se encuentra a salvo. En cualquier caso, la mejor alternativa es contactar con tu empresa de seguridad para que te asesoren según tus necesidades.

 

No hay que olvidar que la cerradura no lo es todo, también es muy importante la puerta en sí. Y, en el mejor de los casos, una puerta de seguridad no es infalible. Por eso, si de verdad quieres proteger tu casa, deber asegurarte de contar con diferentes sistemas de seguridad que se complementen entre si.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *