Baños seguros para los más pequeños en piscinas y en el mar durante las vacaciones

La piscina y la playa son  grandes aliadas para disfrutar del verano con los peques.  Pero no debemos olvidar que ambas  constituyen un alto factor de riesgo de incidentes, sobre todo con niños menores de 12 años. Desde Prosegur queremos compartir algunos de los consejos de seguridad más importantes para disfrutar con los niños Evitad sustos innecesarios este verano y tened siempre presentes nuestras recomendaciones para disfrutar de baños seguros durante estas vacaciones.

  • No dejes solos a lo más pequeños cerca de la piscina o de la orilla de la playa, ni siquiera un segundo: hay que tenerlos siempre a la vista Este es uno de los consejos de seguridad más importantes.
  • No olvides protegerles con crema solar con factor de protección elevado. Además, no te olvides de renovar la aplicación después de los baños y cuando suden en exceso para evitar quemaduras
  • Es conveniente que alguno de los adultos presentes tenga conocimientos de técnicas de salvamento y primeros auxilios, para que pueda actuar en caso de necesidad.
  • La piscina, debe contar con dos escaleras, una en la zona más profunda y otra en la parte menos profunda que facilite la entrada y salida del agua.
  • No permitas que el niño juegue de forma brusca dentro del agua ni cerca del borde o de la orilla. Mejor prevenir y evitar posibles accidentes.
  • Ten cerca un flotador y equipo de rescate… y el teléfono móvil por si hubiera que avisar a los servicios de emergencia.
  • En la piscina, fíjate en las marcas de seguridad que indican la profundidad de cada tramo.
  • Los filtros de la piscina deben disponer de tapa de seguridad para evitar que los más pequeños metan las manitas o queden atrapados.
  • Tanto en la piscina como en la playa, se recomienda usar flotadores grandes; los de pequeñas dimensiones solo sirven para dar una falsa sensación de seguridad al menor y puede que no le protejan demasiado.
  • Cuando acaben de jugar en la orilla del mar, hay que recoger todos los juguetes. De esta manera, evitamos que se vean tentados de acercarse al agua para cogerlos Las clases de natación son muy recomendables para que los niños se desenvuelvan mejor en el agua, pero no deben reemplazar a las medidas de seguridad.
  • Por último, un factor clave es la educación de los pequeños: hay que enseñarles cómo comportarse en la piscina o en la playa. Es importante explicarles claramente cuáles son las normas básicas de seguridad y qué cosas no están permitidas.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *