Alquilar una casa: consejos de seguridad

Cómo alquilar una casa de forma segura

 

El alquiler siempre ha sido una de las opciones preferentes para encontrar una vivienda a medida. Sin embargo, los contratos de arrendamiento pueden ser tanto la mayor garantía de tranquilidad como una fuente inagotable de sorpresas. A continuación, te indicamos los pasos a seguir para convertirte en arrendatario con las mejores condiciones.

 

En qué fijarse al visitar un piso de alquiler

 

Como no podía ser de otro modo, los anuncios de pisos exaltan las virtudes de los mismos y dirigen nuestra atención a sus puntos más llamativos. Abstrayéndose de esta presión publicitaria, conviene revisar que el inmueble disponga de las medidas de seguridad pertinentes. Estas serían algunos de los detalles en los que debes fijarte si quieres una vida segura en una casa de alquiler:

 

Cerradura de seguridad

Independientemente de la ubicación de la propiedad, este sistema es básico para reforzar la seguridad del hogar. En las puertas es indispensable para evitar amenazas como el bumping. En ventanas es menos común, no obstante, si encuentras una casa con ventanas de seguridad, tenla como una buena opción.

 

Sistemas de protección avanzados

Sería un punto menos determinante que el anterior ya que pocas viviendas en alquiler incluyen esta característica. No obstante, la disponibilidad de sistemas de detección avanzados (videoalarmas, domótica en general…) es un gran plus. Sobra mencionar que todo sistema de seguridad actúa, asimismo, como un elemento disuasorio para los ladrones.

 

Alarmas eficaces

Si el inmueble cuenta con alarma, asegúrate de que es eficaz. Cerciórate de que no deja puntos ciegos y de que te da información en tiempo real de cuanto sucede en la vivienda.

 

El contrato de alquiler y el apartado legal

 

La firma del contrato no es uno más de los trámites que puedes despachar de manera casi mecánica. El acuerdo tiene que reflejar claramente cuáles son las situaciones en las que el propietario o el inquilino tienen que responder por fallos en los sistemas de seguridad. Lo más recomendable en este sentido es que el contrato incluya, dentro del seguro para desperfectos, una cláusula que permita responder a posibles allanamientos.

 

En cualquier caso, los residentes son los responsables de mantener la seguridad de la vivienda en prácticamente todos los casos. De ahí que sea tan importante inspeccionar en detalle las características del inmueble y, llegado el caso, exigir mayores inversiones en el mismo antes de firmar el contrato.

 

Engaños y estafas comunes al alquilar una casa

 

Uno de los requisitos del alquiler más básicos es evitar situaciones en las que el inquilino quede en franca posición de desventaja. Por ejemplo:

  • Nunca abones garantía del alquiler alguna sin haber visitado el piso. Puedes  encontrar que el piso alquilado no es como en las fotografías o que ni siquiera existe.

 

  • Asegúrate que en el contrato se prohíba específicamente que el propietario pueda acceder a la vivienda sin previo aviso. Existen dueños que entran a la vivienda con la excusa de revisar que todo está en orden. No obstante, el arrendador debe avisar con al menos 24h de antelación antes de visitar la vivienda.

 

  • No precipites tu decisión si te dicen que hay otras personas interesadas en alquilar el piso y que en dos o tres días estará alquilado. En un libro sobre “trucos para alquilar una casa”, probablemente este sería el más antiguo y utilizado. Además, salvo en zonas y épocas de gran demanda, no es tan fácil alquilar una vivienda, por lo que suelen permanecer más tiempo en el mercado.

 

Cómo alquilar un piso: la tranquilidad, mejor por escrito

 

En suma, las claves para poder alquilar un piso con absoluta tranquilidad pasan por disponer de un contrato de arrendamiento claro y completo y por no tomar decisiones bajo presión. Dedícale  algo de tiempo y te asegurarás de que tu contrato es transparente. Además, aunque visitar pisos y casas puede ser una tarea estresante, se paciente. Busca la opción que mejor se adapte a ti. Un hogar seguro empieza siempre en vivir cómodo y tranquilo.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *