¿Se puede poner una alarma en una caseta o garaje sin electricidad?

Por 0 Sin etiquetas

Instalar una alarma sin electricidad

 

Una alarma de seguridad es el sistema de protección más habitual y personalizable pero, ¿qué sucede cuando queremos instalarla en lugares a los que no llega el tendido eléctrico? ¿O cuando nos quedamos sin electricidad? ¿Estamos a merced de los ladrones? En este artículo, te desmontamos este mito.

 

Alarmas antiapagones: baterías para alarmas de seguridad

 

Las alarmas que se instalan en cualquier domicilio están conectadas a la red eléctrica, por lo que un  apagón podría inutilizar el sistema de seguridad y dejar la vivienda sin protección.

 

Pero esta situación no tiene por qué producirse. De entrada, la mayoría de alarmas de última generación (e incluso determinados modelos antiguos) disponen de baterías que les permiten seguir operativas si se interrumpe el suministro eléctrico.

 

De este modo, la alarma seguirá conectada durante un tiempo delimitado tras el corte de la electricidad. Por ello, no es posible que un ladrón interrumpa deliberadamente el suministro eléctrico de nuestro hogar para asaltarlo. Y cuando la batería está a punto de agotarse, el sistema lanza un aviso a la central de alarmas para alertar de que nos quedamos sin conexión.

 

En cualquier caso, también hay alarmas que funcionan continuamente sin electricidad. Hablamos de sistemas que disponen de baterías de alta capacidad. Estas resultan ideales para su instalación en emplazamientos que carecen de conexión eléctrica, como garajes o casetas.

 

¿Cómo funciona una alarma sin electricidad?

 

Buena parte de las alarmas inalámbricas están diseñadas para funcionar sin conexión eléctrica. Su fuente de alimentación es una batería interna. En este sentido, basta con que el usuario coloque en la pared (o donde prefiera) las terminales del sistema para que comience a funcionar.

 

El tipo de alarma más habitual en este caso es el que se sirve de sensores de movimiento, que también funcionan sin electricidad. Todos los componentes del sistema de seguridad se comunican entre sí con señales propias, al margen de cualquier red eléctrica.

 

¿Dónde es mejor poner una alarma sin electricidad?

 

En general, los espacios que más se benefician de estos sistemas son los situados en zonas alejadas de la ciudad. Por ejemplo, un depósito de materiales para la construcción.

 

Se trata de recintos en los que las alarmas con batería pueden neutralizar posibles amenazas. Otro tanto sucede con los garajes, que en muchos hogares carecen de red eléctrica.

 

Las casetas de campo, especialmente las de pequeño tamaño, tampoco suelen tener acceso a la red eléctrica. La batería para alarmas acaba con una vulnerabilidad que hacía que las casetas rurales fueran uno de los blancos más recurrentes de los ladrones.

 

Conectados a la seguridad

 

Vivimos en una época de fuerte interconexión global. Ello nos hace, a priori, vulnerables ante cualquier interrupción de la red. No obstante, el desarrollo de las baterías ha permitido acabar con este factor de riesgo. De paso, también ha ayudado a mejorar la seguridad de espacios tradicionalmente desprotegidos.

 

En cualquier caso, si quieres contratar la mejor alarma recuerda que siempre existe la  opción que mejor se adapta a tus necesidades.

 

 

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *