¿Cómo adiestrar a un perro guardián?

Por 0 Sin etiquetas

Adiestrar a un perro de seguridad: cómo y cuándo empezar

 

Enseñar a un perro es una experiencia que debe ser tan enriquecedora para el animal como para su dueño. Si quieres tener un perro guardián, se recomienda comenzar con los entrenamientos a partir de los 8 meses de edad y tener en consideración las diferentes pautas que vamos a explicarte en este post.

 

¿Cuáles son las características óptimas para adiestrar a un perro?

 

Hay determinadas razas que genéticamente muestran una mayor predisposición a convertirse en excelentes perros guardianes. Por este motivo, aparte del trabajo de adiestramiento, cuando se busca algo más que un perro de compañía hay que valorar los siguientes aspectos:

 

  • Raza: La fuerza física, el temperamento o la resistencia al dolor son algunas de las características esenciales que reúnen las razas de perro guardián más conocidas. Puedes conocer cuáles son las mejores razas de perros guardianes en este post.
  • Edad: El entrenamiento será mucho más sencillo y efectivo cuando el animal sea todavía un cachorro. Los malos hábitos adquiridos con el paso del tiempo son difíciles de corregir.
  • Contexto: ¿Qué tipo de propiedad quieres proteger? No es lo mismo un perro que va a convivir contigo en un piso que uno que va a campar a sus anchas por un terreno al aire libre.

 

Consejos para adiestrar a un perro guardián - Blog Prosegur

Descbre cómo adiestrar a un perro guardián – Blog Prosegur.

 

Trucos de adiestramiento canino que te resultarán útiles

 

Hay tres rasgos característicos en cualquier método de adiestramiento canino: socialización, obediencia y constancia. Si deseas aprender cómo educar a un cachorro, es útil empezar por estos sencillos trucos:

 

  • Un truco de gran utilidad es el de seguir siempre su ladrido. Los cachorros le ladran a todo y sin motivo aparente. Cuando escuches el ladrido de tu perro, acude a él. En función de cuál sea la razón de sus ladridos, premiarás el acto (por ejemplo, si se trata de un extraño que se ha aproximado a tu propiedad), o lo reprobarás con un severo ‘¡no!’ (en el caso de un ladrido injustificado).
  • Otra opción interesante es la de generar tú mismo esas situaciones para someter al perro a examen. Es importante que el animal aprenda a discernir entre lo que supone una amenaza y lo que no, a pesar de presentarse como circunstancias muy parecidas. En este sentido, se recomienda enseñar al perro cuáles son los límites del terreno a proteger empleando golosinas como recompensa cada vez que se dirija a los lugares más vulnerables de la propiedad.
  • Pasear con él por el perímetro del área que deseas proteger también le ayudará a familiarizarse con esos límites y a saber hasta dónde debe correr si se presenta un intruso.

 

En general, se trata de crear un sistema eficaz de recompensas cada vez que tu perro realice la conducta deseada. La calidad del entrenamiento dependerá de tu creatividad, tu constancia, tu paciencia y buen trato con el animal.

 

Perros bien adiestrados: una medida de seguridad muy práctica

 

Con el entrenamiento adecuado, cualquier perro puede ser adiestrado para convertirse en guardián de tu propiedad. En esencia, lo que se busca  es que ladren cuando detecten una amenaza y que generen un efecto disuasorio.

 

Como conclusión, destacar que los perros guardianes son seres vivos, no herramientas. Si decides adiestrar a un perro guardián, debes saber que conlleva una gran responsabilidad, ya que su comportamiento dependerá de cómo haya sido el entrenamiento recibido.

 

Si te ha interesado este contenido, puede que también te guste saber:

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *