Adaptar tu hogar para las personas mayores

Hoy en día se estima que tres de cada diez personas mayores de 65 años superarán la barrera de los 80 años. Ante esta situación, resulta imprescindible adaptar tu hogar con el fin de proporcionarles la mejor calidad de vida y el entorno más seguro.
Hemos de prestar atención a determinados espacios básicos de nuestras casas en los que serán necesarios ciertos reajustes que permitan garantizar su comodidad
Una de las zonas básicas a la hora de acomodar las estancias de la vivienda es el cuarto de baño. Para facilitar el aseo diario de los mayores es importante tener en cuenta algunos ajustes. En esta parte de la casa resulta fundamental que instalemos plato de ducha, en lugar de bañera, a ras de suelo, para facilitar su entrada y salida, además de suelo antideslizante y barras de sujeción, tanto en la ducha como junto al inodoro.
En cuanto a las escaleras, hemos de procurar no tener alfombrado o moquetas que no estén bien ajustadas, para evitar tropiezos y caídas. Igualmente resulta básica una buena iluminación, pasamanos cómodos e interruptores para apagar y encender la luz, al principio y al final de la escalera. En caso de presentar alguna incapacidad o convivir con personas con dificultades de movilidad, lo idóneo es la instalación de algún mecanismo automático, como son las “sillas salvaescaleras”.
El dormitorio también debe ser un lugar al que debemos prestar atención. Es muy importante que elijamos una cama adecuada y que facilitemos el acceso al interior de los armarios y a sus prendas más habituales. Si se necesita acceder a las zonas altas del armario, no se debe recurrir a sillas o escaleras y es aconsejable pedir ayuda.
Por último, es importante recordar que algunas Comunidades Autónomas destinan subvenciones específicas para obras de adaptación y acondicionamiento de hogares con personas dependientes.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *